26 de agosto de 2017
26.08.2017

El PP carga contra Greenpeace por negar en su estudio el déficit hídrico del Segura

El portavoz del Sindicato de Regantes del trasvase acusa al hidrogeólogo autor del informe de «ser de Podemos»

26.08.2017 | 01:01

El PP «siempre defenderá» el trasvase Tajo-Segura al ser una infraestructura «imprescindible» para la agricultura y la economía de Alicante. «Nunca vamos a renunciar a aportaciones externas al Segura», aseguró su presidente, José Císcar, ante el déficit estructural que tiene esta cuenca según todos los estudios oficiales. El responsable popular se refirió así al estudio presentado este jueves en Toledo por Greenpeace en el que apostaba por cerrar el trasvase Tajo-Segura en tres años al ser «autosuficiente» la cuenca. «Quien niega el déficit hídrico estructural del la Cuenca del Segura se está poniendo una venda en los ojos para no ver la realidad», apostilla Císcar, para quien resulta «muy sorprendente que hayan asociaciones que se dicen ecologistas y proponen, como solución a nuestro problema hídrico, más utilización de unos acuíferos que ya de por sí están altamente sobreexplotados. Es como querer aliviar el dolor hurgando más en la herida».

Para Císcar, solo se entienden ese tipo de afirmaciones cuando quien las realiza está al servicio de gobiernos como el socialista/podemita de Castilla-La Mancha, que pretende el cierre definitivo del Trasvase Tajo-Segura. Según Císcar, «el Trasvase Tajo-Segura no va a cerrar porque es un derecho consolidado desde el Memorándum. Donde antes existía sólo una expectativa de trasvase, hoy hay un derecho al trasvase recogido en una Ley». «Detrás del trasvase no hoy ni lobbies, ni especuladores, como nos quieren hacer creer algunos, hay 80.000 familias que viven de la agricultura, sin contar las que se benefician indirectamente en sectores como el transporte, manipulación, envasados, etcétera y 2.400.000 personas de 78 municipios que beben del agua del trasvase», apostilla el presidente del PP de Alicante. Lamenta el «ataque periódico» que sufre la infraestructura hidrológica por parte de «grupos organizados».

«Que se retracte»

En el mismo sentido, el portavoz del Sindicato de Regantes del Tajo-Segura, Ángel Urbina, conminó ayer a Greenpeace a que «demuestre» que la cuenca del Segura tiene un volumen de aguas subterráneas de 800 hectómetros cúbicos anuales o que, de lo contrario, «se retracte» de lo dicho en su informe.

Afirmó que el argumento en el que se basa el documento de la organización ecologista «no tiene sentido», dada «la poca pluviometría que tenemos», y que «si supiéramos que hay aguas subterráneas las estaríamos sacando». Urbina dijo sentirse «ofendido» por el informe y se mostró «sorprendido» de que Greenpeace haya «entrado en el juego de la manipulación de Francisco Turrión», hidrogeólogo que ha participado en la realización del informe y que el jueves participó en su presentación en Toledo.

El portavoz de los regantes cargó contra Turrión, que es además funcionario de la CHS, al asegurar que busca «oportunismo político», ya que, según dijo, «es miembro de Podemos». Insistió en que «no se puede poner sobre la mesa una afirmación tan ligera» como que hay excedente hídrico y que mientras tanto hay regantes a los que se les está negando el agua, y crear al mismo tiempo «una alarma innecesaria con muy mala fe». Urbina reiteró que el Tajo-Segura «es una infraestructura ejemplar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine