11 de abril de 2017
11.04.2017
Torrevieja

Multitudinario Lunes Santo en Torrevieja

La imagen de San Pedro Arrepentido no pudo salir a la calle, porque tras decidirse que no sería portada a hombros se produjo una avería en las ruedas del trono.

11.04.2017 | 02:01

. Las calles de Torrevieja acogían con ganas la procesión de Lunes Santo, que tuvo que ser suspendida el pasado año a causa de la lluvia. Un cortejo formado por ocho pasos de seis cofradías, configuraban de nuevo uno de los desfiles procesionales más numerosos de la Semana Santa de Torrevieja. Sólo lo superan las 18 imágenes que recorren las calles del centro durante el Viernes Santo.

Abriendo la Convocatoria y la Mujer Samaritana. Nuestro Padre Jesús en la Última y Sagrada Cena. Después la Oración del Huerto de los Olivos, la Cofradía del Cristo de la Flagelación, La Virgen de la Estrella, Reina de los ángeles y San Judas Tadeo, la Cofradía matera de San Pedro Arrepentido, y Nuestro Padre Jesús Cautivo Nazareno.

Algunos pasos como Nuestro Padre Jesús en la Oración del Huerto de los Olivos, que por su envergadura necesitan mayor cantidad de porteadores o «costaleros», no han podido completar su número habitual en los varales,como avanzó este diario. En este de la Oración era tradición desde 2004 que lo hiciera un nutrido grupos de residentes británicos. Ayer medio centenar de ellos acompañaron, con el ánimo de los espectadores, empujando, a la imagen.

San Pedro no pudo

También ha sido el caso de San Pedro Arrepentido, que por primera vez desde su fundación en 1994 se veía obligado a recurrir a las ruedas para desplazar por las calles de Torrevieja la preciosa ebanistería de su trono. Para ello estaba previsto que se habilitase una rampa en la fachada de la iglesia. No hubo suerte. Una de los ejes estaba averiado. La imagen no pudo procesionar, aunque sí lo hicieron los nazarenos, escoltados por la banda de música.

La Junta Mayor de Cofradías (JMC) ha valorado la falta de costaleros «con toda naturalidad», sin considerar que haya una causa específica. «Antes de tomar una decisión que pudiera acarrear otros problemas con la salida de menos costaleros de los que son necesarios, es más sensato decidir sacarlo a ruedas», indicaron fuentes de la JMC, que matizaron que hasta este año solo uno de los 18 pasos, la cruz de la Convocatoria, salía a ruedas.El resto lo ha hecho portado a hombros. Algo que es característico de la Semana Santa de Torrevieja.

Y como ocurre en cada recién estrenada semana procesional, de nuevo ayer no cabía un alfiler en la salida de los pasos. Sobre todo en las primeras calles del recorrido, porque avanzado éste poco público acompaña el último tramo de las procesiones, sobre todo a su regreso desde Caballero de Rodas. La JMC recordó que esta circunstancia es habitual en la Semana Santa de Torrevieja, puesto que los primeros misterios de la Pasión (correspondientes al Lunes, Martes y Miércoles Santo) coinciden con días laborables.

Es decir, ni se puede adelantar, por cuestiones laborales, ni retrasar el horario, lo que restaría público. Las procesiones comienzan a las 22.00 horas para permitir la participación de todos los cofrades y capirotes, muchos de ellos de regreso del trabajo. En este sentido la JMC recuerda que la procesión tiene un sentido de exhibición y catequesis que se puede corresponder a la primera parte del recorrido, y penitencial para nazarenos y costaleros, que quizá se corresponda con la final.

Caramelos

Tradición en la Semana Procesional torrevejense es el reparto de caramelos, sin duda uno de los mayores alicientes que estimulan la participación de los más pequeños como «capirotes» y como público. En la última asamblea de la JMC se ha pedido a los hermanos mayores de las 14 cofradías que el gesto de entrega se haga con la mayor discreción. Por ejemplo, sin lanzarlos de un lado a otro de la calle. Aunque se está instaurando la costumbre entre los nazarenos mayores de llevar en sus bolsones estampas de la Cofradía para ser repartidas entre el público durante el recorrido. Pero los más pequeños continuaron entregando en mano dulces y chocolates entre los espectadores que jalonan el camino de los pasos, manteniendo este guiño a los pequeños placeres de la vida que en las noches penitenciales por excelencia supone llevarte un caramelo a la boca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído