18 de mayo de 2013
18.05.2013

El PSOE respalda a la asesora sancionada 3 años y Ana Mas agotará el cargo

Moreno asegura que seguirá como personal de confianza y Lorente afirma que ganaba dos sueldos "a sabiendas"

18.05.2013 | 00:00

La resolución de la Conselleria de Educación publicada por INFORMACIÓN que ha suspendido de empleo y sueldo a la profesora y asesora de Cultura en el Ayuntamiento de Orihuela Amparo Pomares así como la petición del Partido Popular de su destitución como cargo de confianza del equipo de gobierno no ha motivado movimiento alguno en el bipartito porque la docente "tiene nuestro apoyo más que nunca".
Así de rotunda se mostró ayer la teniente de alcalde Antonia Moreno a preguntas de este periódico en relación al asunto quien también señaló que "no es necesario ni defenderla, puse la mano en el fuego y ahora pongo las dos".
La socialista quien parecía que no quería tratar el tema, también barruntó que "algunos se tendrán que plantear quién da la cara por ellos". Sin embargo el PP volvió a pedir la destitución de la asesora de Cultura y exigió que devolviera "el dinero que ha estado cobrando de las dos administraciones porque es de todos los oriolanos", declaró la portavoz Mónica Lorente.
La popular recalcó que Pomares tenía que abandonar su cargo porque jurídicamente "lo relevante es que ha estado ganando dos sueldos a sabiendas" y no dudó en criticar al alcalde Monserrate Guillén por haberle otorgado la dedicación exclusiva "ya que no puede volver a su puesto de trabajo durante tres años". En este sentido, Lorente también pidió la dimisión del primer edil "por cómplice y cooperador".
Este no fue el único asunto que trató la portavoz popular y su homóloga la socialista Antonia Moreno quien, para evitar que el PP "vuelva a realizar elucubraciones", anunció que la edil Ana Mas abandonara su cargo cuando se publique en el Boletín Oficial del Estado la sentencia del Tribunal Constitucional que declara inconstitucionales a los concejales no electos. De esta forma, Moreno dijo que "no va a producirse ninguna otra maniobra política" y comentó que "previsiblemente" las competencias de Cultura, Patrimonio y Turismo pasarán a manos de la socialista Rosa Martínez.
Por su parte, Lorente criticó la prolongación de la salida de Mas y manifestó que "debería haberse marchado hoy mismo tras hacer un balance de su nula gestión al frente de tres de las concejalías más importantes".

Urgencia para aprobar facturas
Los populares también aprovecharon ayer para criticar de nuevo que el equipo de gobierno "en lo único que se da prisa es en aprobar facturas". Así, comentó que el pasado jueves el alcalde volvió a convocar una Junta Local de Gobierno Extraordinaria y Urgente "para aprobar un millón de los ocho que cuestan los contratos a dedo que denunció el PP". En relación a este asunto, Lorente dijo que "hay otros asuntos más importantes pero Guillén siempre protagoniza estos hechos escandalosos".

El juzgado rechaza el recurso del Consell y prosigue el desahucio
La socialista Antonia Moreno mostró su satisfacción ayer y dijo que se trataba de un día feliz porque la magistrada Carmen Casado del Juzgado de Lo Contencioso-Administrativo de Elche ha desestimado el recurso interpuesto por el Partido Popular oriolano en el que exigía la imposición de medidas cautelares para paralizar el procedimiento de desalojo de los juzgados interpuesto por el Ayuntamiento.
En este sentido, indicó que la juez "ha dado la razón al equipo de gobierno en cuanto que tiene que proteger los intereses de su municipio". Asimismo anunció que la magistrada ha condenado a los populares a pagar las costas y se precipitó a decir que no cabía recurso de apelación, algo que aclararon los populares y el auto porque ambos indicaban que cuentan con quince días para iniciar ese procedimiento. La portavoz popular Mónica Lorente restó importancia a este asunto "porque se han rechazado las medidas cautelares pero no la denuncia en contra del desahucio de los juzgados". r. v.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook