29 de noviembre de 2012
29.11.2012
Torrevieja

La Policía vigiló a los manteros con los furgones donados por CajaMurcia para dependientes

El edil de Seguridad ordena la inmovilización de los dos vehículos tras recibir un informe de secretaría que le advierte de que el uso es irregular

29.11.2012 | 01:00
Una de las furgonetas de discapacitados con distintivos policiales.

La Fundación CajaMurcia cedió al Ayuntamiento de Torrevieja dos furgonetas adaptadas, una de ellas de 9 plazas valorada en 24.000 euros, para que Protección Civil las empleara en el traslado de personas discapacitadas con necesidades asistenciales o movilidad reducida, para traslados al Hospital de Torrevieja o a las distintas playas de la ciudad para facilitar el baño adaptado, objetivos para los que se han estado usando tres años.
Estos vehículos, según ha podido confirmar este diario, circularon durante toda la semana pasada transformados en furgonetas de transporte de agentes del Grupo de Refuerzo Operativo de la Policía Local, formado por una quincena de efectivos, que tiene como principal función perseguir la actividad a los vendedores ambulantes senegaleses.
Eduardo Gil Rebollo, concejal de Seguridad, admitió ayer que se ha llevado a cabo este uso "por motivos de urgencia". El pasado lunes recibió un informe de la secretaria en el que se decía que las furgonetas no estaban autorizadas para realizar esa función. Gil Rebollo explicó que la flota de coches de la Policía Local ha perdido tres vehículos hace unos días. Como concejal inició en febrero pasado el expediente para prorrogar el sistema de "renting" de esos coches, pero en el momento en el que se agotó el plazo del contrato no se había tramitado la renovación por lo que la empresa propietaria se los llevó. Gil Rebollo dijo que las dos furgonetas están inmovilizadas y que se ha procedido a retirar las pegatinas que las identificaban como coches policiales.
"Ante una carencia de vehículos tenemos que hacer este uso como una emergencia", admitió el edil, que de forma implícita reconoció además que la transformación de los coches se había realizado sin cumplir con el trámite administrativo preceptivo.

Modificación
En este sentido apuntó que ahora se va a intentar contactar con CajaMurcia para solicitar que se añada un anexo al convenio de cesión rubricado en su día en el que se pueda incluir este uso policial para momentos de urgencia.
Según fuentes municipales el uso policial de estos vehículos no ha contado con el visto bueno de los funcionarios de Patrimonio, que recuerdan que la legislación indica que cuando una administración recibe donaciones el uso para el que estaban destinadas debe permanecer durante 30 años, aunque en este caso el convenio de la Fundación no cita un periodo de tiempo. La matrícula de los vehículos coincide con el bien descrito en el listado del inventario del patrimonio municipal, que cualquier vecino puede consultar en la web municipal, como una cesión de CajaMurcia.
Una de las furgonetas es una una Ford Transit 30 KOMBI, motor de cien caballos, doble aire acondicionado y puertas correderas y llevaba hasta ahora todos los distintos que identifican a esta unidad policial, incluido su lema "Sine Die, Sine Linea", pero carecía de las luces de alerta características en el techo.

Especialmente adaptados
Los seguros que avalan la circulación de vehículos policiales son distintos a los habituales. Son más caros y deben cumplir medidas especiales. En cualquier caso el área de Seguridad debió "adaptar" los vehículos a las exigencias policiales puesto que disponían "de un completo equipamiento para minusválidos, dos guías de fijación para sillas de ruedas, rampa plegable de dos metros, anclaje para silla de ruedas y soporte de rampas plegables", según la descripción que realizaba de la furgoneta la Fundación CajaMurcia cuando los presentó. D. P.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook