09 de noviembre de 2012
09.11.2012
Catral

Una edil usa un gabinete que paga el municipio para un asunto personal

María Manuela Sánchez demandó a Pedro Zaplana por dañar su honor y aprovecha el servicio para explicar el fallo

09.11.2012 | 01:00
Sánchez (i), junto al alcalde.

La concejala de Educación de Catral, María Manuela Sánchez (PP), utilizó ayer un gabinete de comunicación que paga el Ayuntamiento para hacer pública una nota que hace referencia a un pleito particular que ha mantenido con un concejal en la oposición, Pedro Zaplana, quien precisamente la acusó de malgastar dinero público en contrataciones, caso de una persona que tenía una mesa de despacho a la puerta de la Concejalía (y éste dijo que era una secretaria) o de no haber dado justificación sobre cómo se había gastado el dinero de un viaje a Madrid (500 euros) pagado ya por el erario público.
El concejal Zaplana acudió ayer al juzgado para rectificar una información que dio a este periódico el 18 de octubre en la que decía que la concejala de Educación tenía contratada secretaria y gabinete de prensa para sí, algo que matizó en el juzgado de Paz para aclarar que "dichas contrataciones se pueden haber llevado a cabo por el equipo de gobierno" y no por la edil Sánchez. Aquella noticia también añadía las dudas que en la formación que lidera Zaplana había despertado el uso del dinero público por la concejala. Algo que también matizó ayer en el juzgado al decir que "no puede afirmar a qué corresponden ya que todavía no nos han sido exhibidas". Con ello María Manuela Sánchez se ha dado tan satisfecha que ayer utilizó al gabinete municipal contratado por el Ayuntamiento para atacar al concejal de la oposición por un tema que tiene que considerarse privado porque se trata de su honor.
"Sánchez le gana la batalla legal a Zaplana", titula el comunicado en el que se asegura que "Zaplana, durante la citación admitió haber pronunciado estas mentiras, aún sabiendo que se trataba de acusaciones sin fundamento, retractándose así de sus palabras (...) Sánchez asegura que no va a permitir que se levanten sospechas sobre su profesionalidad de esta manera ni una sola vez más, "si tengo que citar a todos los que quieran manchar mi honor y mi nombre lo haré, y no tendré miramientos porque yo me dedico a trabajar por mi municipio con esfuerzo y sin privilegios, como el resto de mis compañeros"".
La citada persona contratada, que no secretaria, cobra más de 2.000 euros al mes, según reiteró ayer el concejal Zaplana a este periódico, mientras el gabinete de Comunicación, al que se solicitó ayer la redacción de la nota de Sánchez, percibe más de mil euros al mes, según el edil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine