31 de octubre de 2012
31.10.2012

Veinte segundos para un contrato de 130 millones

El exportavoz del PSOE, Ángel Gimenez, afirma que el punto de la comisión de la contrata se resolvió en un instante

31.10.2012 | 01:00

El exportavoz del PSOE en Torrevieja, Ángel Giménez, explicó ayer en su comparecencia ante el TSJ que el debate sobre la adjudicación de la contrata de las basuras en Torrevieja -que supone un desembolso municipal de 130 millones de euros en diez años- fue más que fugaz. Se resolvió en la comisión informativa de Hacienda, dijo, en 20 segundos. Algo muy habitual en este tipo de comisiones en las que estaba representada la oposición, aunque sin poder de decisión porque la mayoría era del PP. La contrata se aprobó definitivamente en junta de gobierno. Giménez, quien es abogado penalista, dijo que el alcalde le informó de que había solicitado un informe externo antes de llevar el asunto a comisión.
Tanto Manuel Vera como Mari Luz Guerrero, también ediles del PSOE en aquel momento y miembros de esa comisión, negaron ante el tribunal que se les hubiera informado. Es más, Vera dijo que a la oposición se le negaba el "pan y la sal" y que era muy posible que los informes municipales llegaran sesgados a las comisiones, "aquí y en cualquier Ayuntamiento", indicó. De hecho dijo que de haber tenido conocimiento del informe externo no hubiera respaldado la contrata, como hizo el PSOE. Algunas de los concejales del PP miembros de la junta de gobierno que aprobaron el procedimiento no emplearon ayer ni un minuto en testificar. Fue el caso Hipólito Caro Tomás Arenas o Rosa María Quesada, que apenas se limitaron a ratificar que fueron miembros de esa junta "porque lo dicen las actas" puesto que no recordaban nada más y a indicar que no conocían el expediente. Algo que ratificó, Antonio Hódar, quien vino a decir que se trataba de un trámite casi mecánico.

El tercer abogado
El representante del despacho de abogados López Rodó no compareció ayer por enfermedad justificada. En el juicio se dio lectura a su declaración anterior en la que indicaba que ninguno de los seis abogados que trabajaba en el bufete en 2004 recibió invitación alguna para realizar un contrato de consultoría y que desconocía por qué había sido incluido en los decretos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook