30 de abril de 2012
30.04.2012

Amigos de los Humedales denuncia la cementación de un azarbe entre dos zonas húmedas

El colectivo naturalista pidió a la Generalitat que no sufragara las obras por el daño medioambiental y paisajístico

01.03.2012 | 01:00

Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) denunció ayer la destrucción de un azarbe de riego de la Vega Baja que cruza dos zonas húmedas protegidas. Se trata del azarbe de Enmedio, que atraviesa parte de los términos municipales de Dolores y San Fulgencio, que vierte sus aguas en la desembocadura del río Segura. Según AHSA, "es uno de los azarbes principales que cruzan la parte más baja de la huerta tradicional asociada al bajo Segura, que todavía mantenía sus orillas sin cementar y que en algunos tramos servía de refugio a los últimos ejemplares de olmo común en nuestra comarca".
Estos árboles, antaño muy abundantes en toda la geografía peninsular, prácticamente han desaparecido debido a una enfermedad denominada grafiosis. El pasado año la Consellería de Agricultura aprobó la concesión de una ayuda al Sindicato de Regantes de Dolores para la cementación de este azarbe tradicional, que es propiedad de esta entidad. Posteriormente, AHSA presentó un escrito ante la Consellería de Medio Ambiente para instar a esta administración a no conceder la preceptiva autorización para estos trabajos, ya que parte del trazado de este azarbe cruza dos zonas húmedas incluidas en el Catalogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana, la Desembocadura del río Segura y El Hondo de Amorós. "Al parecer la Consellería ha obviado la protección de este histórico azarbe y ha permitido una actuación que está provocando la destrucción de sus orillas y de su vegetación natural, con el consiguiente impacto paisajístico, además de crear un obstáculo infranqueable para la fauna", añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído