17 de febrero de 2012
17.02.2012
Orihuela

Guillén exige al Consell que actúe porque cree que Murcia dará autorización al vertedero

El alcalde considera que el Gobierno regional "reculará" para autorizar la ampliación del vaso 3 y, posteriormente, permitirá abrir uno nuevo, el cinco

17.02.2012 | 01:00

Monserrate Guillén, alcalde de Orihuela, cree que el Gobierno de Murcia va a autorizar el vertido de basura a Proambiente al menos en uno de los cinco vasos con los que cuenta la instalación. Todo pese a los mensajes de contundencia del Gobierno de Murcia en el sentido de que iba a cerrarlo por las graves irregularidades detectadas en la gestión y por la intervención de la Fiscalía. El alcalde interpreta la intervención del consejero de Presidencia, Manuel Campos, en la Asamblea Regional, como un visto bueno a la licencia ambiental integrada para la ampliación del vaso 3 de vertido e, incluso, para uno nuevo, el 5.
Esa es la conclusión a la que han llegado miembros del equipo de gobierno tras acudir el miércoles a una sesión de la Asamblea Regional en Cartagena en la que el consejero compareció para ofrecer detalles sobre el expediente de clausura, sellado de las instalaciones y sanciones. Momento en la que también reconoció que lo más probable es que se conceda autorización. Incluso llegó a citar que ese vaso podría tener una vida útil de 5 años y que el "cambio de letrado" de Proambiente, habría facilitado que la empresa atendiera las reclamaciones de Presidencia.

Informes
Tal y como avanzó esta edición, tras la dureza de los informes, la orden de clausura de todos los vasos y la reclamación de un proyecto de sellado, restauración de la zona y cierre, Proambiente no ha dejado la actividad que realiza en la planta, aunque sólo en la zona de valorización -donde se seleccionan las basuras- y no en la de vertido.
Para Guillén, de la actuación de la administración murciana han quedado claras varias cuestiones. Hay dos vasos clausurados y sellados, el tercero para el que se pide ampliación, el cuarto, nunca podrá ponerse en marcha porque se ha realizado en Lugar de Interés Comunitario protegido de la Sierra de Abanilla y un quinto de nueva creación. Todos situados en Abanilla, a excepción de una zona del vaso 3 en la que el Ayuntamiento ha alegado que se ocupa suelo oriolano a la hora de que se rechace su ampliación.
Guillén quiso subrayar que se ha informado con claridad a la Generalitat sobre esta situación puesto que el acceso principal al recinto se realiza desde la provincia, tal y como reconoce la Región de Murcia. Incluso habría que determinar, según distintas fuentes si las naves de valorización y los molinos para elaborar combustible funcionan en suelo alicantino. Al vertedero llegan a diario 400 toneladas de basura de Alicante y Murcia aunque fuentes del PSOE murciano las elevan a 800.

La planta de transferencia de la costa está sin legalizar
La decisión de la familia Fenoll de cerrar el vertedero a las basuras procedentes del municipio de Orihuela, como medida por la deuda de 2,5 millones de euros que arrastraba la UTE, obligó al Ayuntamiento a enviarla a Crevillent y Xixona. Para ello, por vez primera, tuvo que echar mano de la planta de transferencia de la costa -situada en una parcela cedida por la familia Pedrera en el PAU-7- donde decidió acumularlas para abaratar costes, pero se ha encontrado con un problema: la planta de transferencia está sin legalizar. Es decir, que allí no puede echar escombros.
La noticia ha pillado por sorpresa a todo el Ayuntamiento que ha comenzado ahora a iniciar un procedimiento administrativo para legalizarla porque, según ley, allí podría almacenarlas por un periodo de dos años, algo que en las actuales circunstancias es imposible. El tema va a llegar a un pleno al considerar culpable de esta situación a los anteriores gestores del PP. M. A.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook