20 de enero de 2012
20.01.2012
Sanidad

Grasa para aumentar el pecho

El jefe de Cirugía Plástica del USP San Jaime de Torrevieja apuesta por una nueva técnica que sustituye los implantes por una liposucción a baja presión

20.01.2012 | 01:00
Imagen de una intervención quirúrgica.

En plena polémica por los implantes mamarios defectuosos, el USP San Jaime de Torrevieja está apostando por una nueva técnica que no precisa del uso de la silicona para aumentar o reconstruir los senos y utiliza grasa corporal.

La ausencia de cicatrices, la desaparición del riesgo de rechazo y la reducción de posibles complicaciones son las tres grandes bazas que impulsan esta técnica, explica el doctor Mario Márquez, responsable del área de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del USP San Jaime. La técnica consiste en hacer una liposucción a baja presión para que no se dañen el tejido. "El material obtenido se prepara para purificar y concentrar las células grasas y las células madre que contiene tejido graso y eliminar el suero restante", explica. A continuación se procede a realizar la infiltración con el material enriquecido obtenido.

De esta forma se consigue que aumente el tejido adiposo que va a permanecer en los tejidos y se convierta en permanente. Tras finalizar el implante se procede a la inmovilización mediante un vendaje entre 7 y 10 días. La intervención dura dos horas y no requiere ingreso, lo que permite la incorporación de la mujer a su rutina, destaca el doctor.

El responsable de Cirugía Plástica de USP San Jaime, doctor Mario Márquez impartirá una conferencia sobre este tratamiento el próximo viernes 27 de enero, a las 8:30h en USP San Jaime sobre la "Actualización en la terapia de transplante autólogo de células grasas. Aplicación en cirugía reconstructiva mamaria y mamoplastia de aumento". Según el doctor Márquez, "esta técnica ofrece una alternativa para todas aquellas mujeres que quieren aumentar de talla sin someterse a un implante de silicona, una técnica que combina la liposucción con el aumento de pecho".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook