20 de enero de 2012
20.01.2012
Torrevieja

Capio rompe las negociaciones para comprar las acciones de los hospitales de Ribera Salud

El precio se fijó en 110 millones de euros y la decisión del fondo de capital riesgo de echar marcha atrás se ha producido tras conocer la auditoría de cuentas

20.01.2012 | 01:00
Imagen del Laboratorio del Hospital de Torrevieja, del grupo de Ribera Salud y Asisa.

Capio Sanidad ha roto las negociaciones para hacerse con el accionariado de Ribera Salud, que controla la gestión por concesión pública de cuatro hospitales en la Comunidad, tres de ellos -Torrevieja, Dénia y Alzira- en la provincia, según indicaron fuentes del sector. Ribera Salud-formada en su día por Bancaja (Bankia) y CAM, intervenida y adquirida por el Banco Sabadell-quiere desprenderse de su participación en el "negocio" de la gestión privada de la sanidad pública, además de la necesidad de obtener liquidez y optó, frente a otras, por la oferta de Capio a mediados de noviembre.
El acuerdo se iba a cerrar en 110 millones de euros, según las citadas fuentes, y debería haberse formalizado a mediados de diciembre, tras la auditoria llevada a cabo por esta empresa de las cuentas que Ribera Salud, algo habitual en estos procedimientos. Además de los citados centros, la negociación incluye el accionariado en el Hospital de Manisses, Hospital Torrejón (Madrid), la central de compras del grupo, laboratorios y sus participaciones en una sociedad dedicada a equipos clínicos.
Se barajan varias razones de peso para el actual desencuentro. Entre otras se encuentra que Ribera Salud habría "vendido" a Capio para 2012 una previsión al alza de la cantidad que la Generalitat aporta a las concesiones que gestionan hospitales públicos. Es decir, la administración paga una cifra fija al año por cada usuario potencial que tengan registrado la concesión. Ese aumento, situada ahora en torno a los 600 euros por ciudadano, y que figuraba en las cuentas de Ribera Salud se daba como previsión real y no solo no se ha confirmado: la Conselleria de Sanidad ha anticipado que habrá recortes en la financiación de todos los departamentos, con gestión pública o vía concesión. Por otra parte, Capio, que cuenta con 25 centros sanitarios en España - y que está controlada por un fondo de capital de riesgo dedicado a este tipo de operaciones-, no habría hallado financiación todavía para cerrar la compra porque además de asumir esa cuantía debe contar con que algunos de las empresas de las que asume el control mayoritario supondrían un lastre para su cuenta de resultados.

Torrevieja y Alzira, los hospitales "rentables"
De los cinco hospitales en los que Ribera Salud es socio mayoritario en alianza con empresas del sector como Asisa o DKV sólo dos presentan un balance claramente positivo. El Hospital de Alzira, el ejemplo pionero de gestión privada de un centro público y, sobre todo, Torrevieja, que comenzó su andadura en 2006, además gestionando toda la red de centros de atención primaria de media comarca de la Vega Baja. La posible alternativa, hipotética en cualquier caso, al actual proceso de adquisición, en caso de que no se retomen las negociaciones entre Capio y Ribera Salud, está en el interés demostrado por el fondo de capital de riesgo Atitlan, controlado por la familia Roig, propietaria de Mercadona, vista con buenos ojos por la Generalitat. D. P.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook