28 de noviembre de 2011
28.11.2011
Orihuela

Desarticulan una banda que cometió 50 robos en casas de la Vega y Murcia

Los ladrones huían cuando los dueños estaban en la vivienda

28.09.2011 | 02:00

El Cuerpo Nacional de Policía ha desmantelado a una banda organizada, integrada por 15 personas, con edades comprendidas entre los 24 y los 41 años a la que atribuye medio centenar de robos en viviendas de la Vega Baja y Murcia. El "modus operandi" que seguían era sencillo: acudían a las casas del campo o a urbanizaciones entre las diez de la noche y la una de la madrugada. Normalmente iban cuatro individuos en un coche sustraído previamente. Mientras uno vigilan los alrededores, el resto accedía por la fuerza en el interior a la vivienda. Reventaban la cerradura y las puertas con un taladro mecánico que no emitía sonido y con ello no alertaban a los vecinos.
Una vez dentro, se llevaba todo lo que cabía en el coche. Desde electrodomésticos hasta ropa. Todo lo que se pudiera vender en el "mercado negro". Los agentes indicaron que la mayoría de veces entraban en domicilios en los que no estaban los propietarios. Cuando se encontraban con estos huían sin causar daños. Su radio de acción era toda la Vega Baja y en Murcia, principalmente las localidades de Cieza y Abarán. La banda también se dedicaba al tráfico de droga, según la Comisaría de Orihuela que ha realizado toda la investigación.
La Policía les seguía la pista desde el pasado mayo tras denunciarse un robo en Desamparados. En esa ocasión, la banda rompió una ventana y se llevó gran cantidad de joyas, electrodomésticos, móviles dinero en efectivo, ropa y herramientas de jardín. Entre los detenidos no sólo hay autores materiales de los robos, también hay cómplices y personas que recepcionaban los objetos sustraídos. En los últimos días se han realizado cuatro registros domiciliarios en Crevillent y Albatera -donde tenían su base de operaciones- y en Alguazas (Murcia), donde guardaban los objetos robados. Según informó ayer la Comisaría de Orihuela, las joyas eran vendidas en establecimientos dedicados a la compra y venta de oro. "Se ha detenido a uno de los propietarios de este tipo de negocios", explicó el portavoz de la Comisaría, Jesús Santamaría.
Los arrestados fueron puestos a disposición de los juzgados de Instrucción 1 de Orihuela y 5 de Elche. La investigación sigue abierta porque "no se descarta que cometieran también robos en establecimientos industriales y naves situadas en el campo", declaró Santamaría. La policía mostró ayer las objetos recuperados en la denominada "Operación Dátil": Televisores, móviles, ordenadores portátiles, perfumes, relojes, joyas, neveras, microondas, equipos de música, bicicletas, motos, cajas de herramientas, artilugios de jardín, llaves de coches de alta gama y hasta un peluche. También se ha encontrado un kilo de hachís.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine