17 de noviembre de 2011
17.11.2011
Orihuela
Un modelo de integración

Rompiendo barreras

La empresa municipal Ildo, que integra a 40 personas, la mayoría de ellas con alguna discapacidad psíquica, abrió ayer una floristería en la calle Obispo Rocamora, número 7

17.09.2011 | 02:00
El establecimiento genera trabajo para un colectivo, como el de los discapacitados, con muchas barreras sociales y laborales.

Acudió al acto buena parte del equipo de gobierno para apoyar una iniciativa que no sólo supera la difícil barrera de la crisis.

La nueva tienda de "Ildo" es fiel a su compromiso con las personas discapacitadas: carece de escalón en la entrada y tiene una enorme rampa para que puedan entrar las personas que acudan en silla de ruedas. Por ejemplo Carmen Díaz, la presidenta del colectivo Orihuela sin Barreras -que lucha por eliminar los obstáculos que hay para las personas con reducida movilidad-, quien fue la primera en alabar este hecho: "Es un buen ejemplo de establecimiento bien hecho", dijo.
El local es alegre, luminoso y huele a flores. El suelo es de gres, con muchas plantas y cestas de rosas. Parece un jardín moderno en el que se pueden adquirir macetas de cristal o de cerámica pintada junto a un ramo de flores. También hay otros artículos para regalar, tarjetas y todo tipo de peluches. Ayer, día de la inauguración, había gran actividad y algunas de las dependientas montaban un precioso centro de rosas naranjas mientras llegaban los concejales con el alcalde, Monserrate Guillén, a la cabeza y el director general del Empleo, Mariano Vivancos, acompañado de los diputados autonómicos Andrés Ballester y Eva Ortiz.

Difícil
Ildo es un proyecto que nació con el único objetivo de abrir barreras y crear ilusión en las personas que más difícil tienen el acceso a un puesto de trabajo. Guillén es miembro del consejo de administración desde hace ocho años y se mostraba radiante porque este es el segundo negocio de flores que se abre camino. El otro está en la costa. "Esta es una tienda emblemática. Ildo, pese a la difícil situación de crisis económica, ha logrado conseguir beneficios y expandirse", dijo el regidor, que también alabó la trayectoria de la gerente, Mercedes González, y recordó que Ildo, "da trabajo a más de 40 personas que tienen problemas para incorporarse al mundo laboral y más en empresas privadas".
Por su parte, Vivancos, significó que "Ildo" es una empresa muy especial porque "confía en el capital humano" y mantuvo su firme apoyo a todas las empresas que, como ésta, "permitan la inclusión social y se comprometan a que las personas accedan a políticas de igualdad en el mercado pese a ser discapacitadas". Añadió que "Ildo demuestra una especial sensibilidad y da buenas condiciones a este colectivo al darles un empleo y hacer que su esfuerzo sea visible en la sociedad".
Por su lado, Andrés Ballester, dijo sentirse "satisfecho de que se inaugure la tienda de una empresa que lleva años generando empleo para las personas discapacitadas y dando beneficios al municipio. Ha logrado que las personas con discapacidad pasen de ser el receptor de los recursos a generarlos para el mercado".

Ortiz y Ballester, en el acto; y Ferrando afirma que al PP no se le invitó
El Partido Popular (PP) está tan partido en dos en Orihuela que donde están unos no se acercan los otros. Ayer, la visita a la ciudad para un acto tan entrañable a cargo del director general de Empleo y del alcalde estuvo arropada por los diputados autonómicos del PP, Eva Ortiz y Andrés Ballester, pero no acudió ni uno solo de los doce concejales populares.
De un tiempo a esta parte es tan fácil ver a Ballester cerca de los actuales gestores del Ayuntamiento como difícil era la anterior legislatura cuando, precisamente, el que gobernaba era su partido. Ortiz dijo estar sorprendida por el hecho de que el PP local no estuviera presente en el acto. Preguntada la concejala Pepa Ferrando ayer por este hecho aseguró que a ellos nadie les invitó a la inauguración. M. A.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine