30 de septiembre de 2011
30.09.2011
40 Años
Tras recibir amenazas en el pleno

El PP de Orihuela pide la dimisión del alcalde

30.09.2011 | 22:12

La portavoz del Grupo del PP en el Ayuntamiento de Orihuela (Alicante), Mónica Lorente, ha pedido la dimisión del alcalde del actual gobierno tripartito, Monserrate Guillén, tras recibir amenazas e insultos del equipo de gobierno en la sesión plenaria celebrada este jueves, según ha informado en un comunicado la citada formación

Mónica Lorente ha manifestado la total condena de todo el PP de Orihuela, a los hechos sucedidos en el pleno durante el debate del cuarto punto del orden día, cuando la concejal del PP, Pepa Ferrando fue amenazada, hasta en dos ocasiones, con la frase: "Si me lo dice a mí, le parto la boca".

Ante la pasividad del alcalde y los concejales del actual equipo de gobierno tripartito, por "tan graves amenazas", el grupo popular decidió abandonar el Pleno, en una sesión en la que hizo falta la presencia de hasta cinco agentes de la Policía Local.

En opinión del PP, al permitir esta grave amenaza Monserrate Guillén perdió toda su legitimidad para ser el alcalde de los oriolanos. "Señor Guillén, todos los días vemos cómo de las amenazas, en sólo un minuto, se pasa a los hechos. Entendemos que quien consiente, mirando para otro lado, se convierte en cómplice de quien amenaza", han advertido.

AGRESIONES VERBALES CONTRA EL PP

El Partido Popular ha denunciado las continuas agresiones verbales a las que se ven sometidos, pleno tras pleno, por parte del alcalde, así como por otros concejales de su equipo de Gobierno.

Este comunicado recoge las siguientes expresiones presuntamente utilizadas por el ecologista Monserrate Guillén, al dirigirse a las concejalas del Partido Popular: "no mire usted al público, que lo provoca, señora Ferrando", "reprímase, señora Ferrando", junto a calificativos del nivel de "aunque la mona se vista de seda, mona se queda" o "es usted una fascista con pistola, señora Lorente".

Así, mientras, el alcalde dice que "él sólo habla para listos", y cuenta cuentos, que son aplaudidos y jaleados por los suyos. Las concejalas del PSOE, Ana Más y Antonia Moreno, increpan a las populares bajo expresiones tales como "la Señora Ferrando cacarea como una gallina", en palabras de la socialista Más, o "ésta es tonta", frase atribuida a la primer teniente de alcalde socialista, Antonio Moreno.

El PP de Orihuela ha condenado "rotundamente" este comportamiento que "nada tiene que ver con la práctica del ejercicio democrático, con el que cumplen los representantes de los ciudadanos elegidos en las urnas", han señalado las mismas fuentes.

Lorente ha remarcado que "contra la violencia, tolerancia cero", y ha subrayado que "nunca ningún concejal de la ciudad de Orihuela, se ha visto amenazado" y el PP "nunca va a consentir que lo sea".

Además, el PP oriolano ha defendido que "ser alcalde o concejal de tu ciudad, es un orgullo y un privilegio, para quienes entendiende la política como vocación de servicio para sus vecinos".

Orihuela, ha añadido, "ha sido siempre, y debe seguir siendo una ciudad donde el respeto a la Libertad de pensamiento y a la libertad de expresión, sustentados en el respeto a las personas, sin distinción de raza, sexo o condición, ha imperado en todos y cada uno de los actos de los oriolanos", han señalado las mismas fuentes.

"No entendemos, ni aprobamos, la actitud del alcalde, ni de ninguno de sus concejales que, ante hechos de tal magnitud, continuaron como si nada hubiera sucedido", han concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine