29 de septiembre de 2011
29.09.2011
Los Montesinos

El presidente Fabra evita pedir trasvases de otras cuencas ante los regantes valencianos

El jefe del Consell no entra en la "guerra del agua" entre comunidades y no hace alusión alguna a la política hídrica del PSOE

29.09.2011 | 02:00

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, rehusó ayer volver a abrir la "guerra del agua" que desde hace años enfrenta a comunidades autónomas y responsables políticos de diferentes partidos y incluso del mismo. Se limitó a señalar que en la Comunidad Valenciana, "no vamos de renunciar ni a una sola gota" y que "aquí (en la Comunidad) repartimos lo que tenemos y queremos que los demás hagan lo mismo". Todo ello, sin hacer alusión en ningún momento a la desalinización, al trasvase Tajo-Segura o al que continuamente reivindica su partido, el del Ebro al Levante.
Fabra no quiso echar más leña al fuego a pesar de que en su discurso ofrecido en Los Montesinos, en la sede de la Comunidad de Regantes de Levante Margen Derecha del río Segura y dentro de un acto de entrega de premios, se encontraban representantes agrarios de toda la Comunidad y alguno de Murcia.
También estaban presentes el presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, la consellera de Agricultura, Maritina Hernández, la presidenta de la Diputación, Luisa Pastor, así como diputados, alcaldes y concejales de numerosos municipios.
El presidente de la Generalitat no quiso polemizar sobre los recursos hídricos, pese a que momentos antes el presidente de los regantes de la margen derecha, Antonio Andújar, sí reclamó la continuidad de los aportes a Alicante procedentes del Tajo, trasvase que dijo "está sufriendo muchos ataques". Por su parte, Juan Cotino, arremetió contra la política hídrica del PSOE asegurando que la desalación, "no es la solución para la agricultura, aunque sí para otras cosas". Fabra sí afirmó que trabajará "codo con codo" con los agricultores valencianos para reivindicar "el agua que nos corresponde para asegurar el futuro de la Comunidad y conseguir más prosperidad, empleo y futuro para nuestro territorio". En la Comunidad se han invertido 1.400 millones en políticas de eficiencia del agua, se reutiliza el 50% del agua y se ha triplicado el número de depuradoras llegando hasta las 450 actuales, aseguró el presidente. A pesar de que el presidente Fabra no aludió durante el acto a los trasvases en una nota de prensa del Consell se señala que "reclamará el agua que necesita nuestra tierra", hecho que se conseguirá "sólo yendo de la mano, y creyendo que en nuestra tierra es posible transformar el paisaje y asegurar el trabajo". La nota de prensa recoge al igual que el presidente Fabra "reclama que aquello que sobra en otras comunidades llegue a la Comunidad".

Redován pide tres obras "necesarias"
Redován formó parte del recorrido que ayer realizó Alberto Fabra en la provincia donde mantuvo una reunión de trabajo con el equipo de gobierno para conocer de primera mano las necesidades "más inminentes" del municipio. En el encuentro también participó la presidenta de la Diputación. El alcalde, Emilio Fernández, reclamó la ejecución de tres proyectos en esta legislatura. El primero, la construcción de un nuevo centro de salud, "al ser el actual pequeño", y para lo cual el Ayuntamiento dispone de terrenos. El segundo, la ampliación del centro de la tercera edad que que se construyó en los años 80 "para una población bastante inferior a la actual". Finalmente se solicitó la ampliación del IES con la creación de 6 nuevas aulas, "al crecer la demanda".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine