11 de septiembre de 2011
11.09.2011
Orihuela

El Hospital repara las habitaciones de dos plantas y tiene cerradas 16 camas

El centro asegura que ha reformado y pintado cada cuarto a medida que se reabría el anterior sin que hayan faltado estancias para los pacientes

11.09.2011 | 02:00
El Hospital Vega Baja, en San Bartolomé.

El Hospital Vega Baja, situado en San Bartolomé (Orihuela), mantiene cerradas desde principios de julio 16 camas (cada planta tiene 30) y ha estado cerrando y abriendo paulatinamente el resto de esta planta y otra más para efectuar diversos trabajos de mantenimiento en las habitaciones. Esta operación se ha hecho en verano porque es el periodo de menor presión asistencial, dado que muchos residentes se trasladan al litoral y son atendidos en el Hospital de Torrevieja (público de gestión privada).
Según fuentes del Hospital, "se cerraron 16 camas en julio y agosto que se abrirán a mitad de este mes y se han estado cerrando habitaciones en dos plantas para pintar o mantener la climatización", de modo que cuando una habitación se abría se cerraba otra para ir haciendo reparaciones.
Desde el centro hospitalario insistieron es una medida provisional que "no ha tenido ningún perjuicio en la actividad del Hospital ni para los pacientes, pues se siguen teniendo camas libres y no ha faltado espacio mientras se han hecho las reparaciones, tampoco se ha trasladado a pacientes a otros hospitales". En este sentido, las mismas fuentes aseguraron que las obras están acabadas.

Amortización de plazas
Asimismo, desde la dirección del Hospital Vega Baja quisieron dejar claro que "no es una cuestión de amortización de plazas ni de disminución de servicios en el centro, simplemente el mantenimiento siempre se ha hecho en verano para arreglar o pintar por plantas y esto no repercute en la asistencia al paciente".
Pero el asunto no está tan claro entre la plantilla. Según fuentes sindicales citadas por "Activa Orihuela", los representantes de los trabajadores se reunirán en Valencia en los próximos días con Sanidad ante el temor de que las habitaciones cerradas no vuelvan a abrir como está anunciado, pues "el cierre de plantas y cambios organizativos de trabajo que permitan la reducción de plantilla es un riesgo que está ahí".

El compromiso es ahora abrir antes de 2015
La edil de Relaciones Institucionales de Orihuela, Antonia Moreno, y el de Sanidad, Luis Galiano (PSOE), mantuvieron el martes una reunión en Valencia de la que se trajeron el compromiso expreso de que la Generalitat construirá y abrirá al público el Centro de Salud 1 (conocido como del Rabaloche) "antes de acabar la legislatura". Es decir, que la fecha se pospone otros tres años y medio y es posible que los pacientes no dejen de acudir a consulta en los barracones situados a espaldas del Ayuntamiento hasta 2015 (ya llevan allí dos años y medio, y otros tres en la colchonería).
La Generalitat licitó las obras en abril, en vísperas de elecciones, por 2,5 millones de euros (aunque en sus presupuestos de 2011 sólo aparecen 100.000 euros) y la adjudicación estaba prevista para este verano, con un plazo de ejecución de 18 meses. Sin embargo, en julio pospuso sin fecha la apertura de plicas de empresas interesadas en construir el centro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine