07 de septiembre de 2011
07.09.2011
Orihuela

Retiran 5.000 kilos de Cactus de Arizona en tan solo una hectárea de la sierra

La Generalitat mantiene un proyecto de 900.000 euros que trata de erradicar esta especie altamente invasora

05.09.2011 | 02:00
El Cactus de Arizona ha robado terreno a plantas autóctonas.

La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha eliminado cinco toneladas de Cactus de Arizona en una superficie de una hectárea del Lugar de Interés Comunitario (LIC) Sierra de Orihuela, en una actuación que pretende erradicar "la mayor población de la planta exótica invasora más peligrosa de las que crecen en el medio terrestre" en la Comunidad, y que supone una amenaza para las especies autóctonas.
Este proyecto de erradicación cuenta con un presupuesto de 900.000 euros con cargo al programa europeo Feader y el director general de Gestión del Medio Natural, Alfredo González, afirmó que la actuación completa se desarrollará sobre aproximadamente 10 hectáreas distribuidas en distintas zonas del LIC, incluidas en la Red Natura 2000 y que además albergan ejemplares de especies amenazadas como el rabo de gato rosado.
Los trabajos consisten en cortar y extraer los cactus y, paralelamente, adecuar una cantera próxima para transportar a un recinto vallados los restos vegetales. A continuación, estos restos se trituran y se llevan a un vertedero autorizado. Por último la zona se repoblará con especies arbóreas y arbustivas propias del territorio valenciano, según González.
El Cactus de Arizona es una especie altamente invasora que procede del Desierto de Sonora, en Norteamérica, y fue introducido en la Comunidad por el hombre como planta ornamental para jardines. El problema llegó cuando comenzó a extenderse por la Sierra de Orihuela debido a su gran capacidad de colonización de ambientes secos y áridos. Desde hace unos años la Generalitat está acometiendo limpiezas periódicas de la sierra con serias dificultades de acceso y de control de avance de la plaga, hasta el punto de que se ha llegado a cerrar el paso a senderistas porque las espinas del cactus se adhieren a la ropa y el zapatos y siguen extendiéndose.
La Brigada para la Erradicación de Plantas Invasoras, creada en 2009, trata de frenar que las especies foráneas desplacen y ganen terreno a las autóctonas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine