07 de septiembre de 2011
07.09.2011

Orihuela se pone a disposición de Europa para anular la construcción en Cala Mosca

El Ayuntamiento admite que no se redactó licencia de impacto ambiental y culpa al PP, que aprobó el plan en 2007

07.09.2011 | 02:00
Cala Mosca, en Orihuela Costa, es el último tramo de litoral virgen del término municipal.

El equipo de gobierno de Orihuela (LV, PSOE y CLr-Claro) se ha puesto a disposición de la Unión Europea para revisar o echar para atrás definitivamente el proyecto de urbanización de Cala Mosca, el último reducto virgen del litoral de Orihuela Costa en el que está prevista la construcción de 1.800 viviendas en primerísima línea de playa por parte del grupo inmobiliario "Gomendio".
Antonia Moreno, teniente de alcalde, anunció ayer que el Ayuntamiento así lo ha hecho saber en una carta remitida a la Secretaria de estado para la Unión Europea (dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores), en respuesta a las preguntas llegadas desde el Parlamento Europeo, que reclama saber si existe evaluación del impacto ambiental del proyecto.
La respuesta del Ayuntamiento oriolano reconoce ante la Unión Europea que no existe tal evaluación, y explica que fue el equipo de gobierno dirigido por José Manuel Medina (PP) el que, en febrero de 2007 (a tres meses de acabar el mandato) aprobó este proyecto urbanístico con toda la oposición en contra. Moreno recordó que el grupo socialista presentó un recurso de reposición al pleno subrayando la inexistencia de la evaluación ambiental y después un contencioso en el juzgado que se archivó porque el partido no se personó. Asimismo, añade en la carta que también la Generalitat Valenciana aprobó el plan urbanístico sin cumplir el trámite.
Esta evaluación, que es obligatoria desde que se traspuso una directiva europea de 1985, habría sido "burlada" por el PP por miedo a que su resultado impidiera seguir adelante con la urbanización. Según la concejala socialistas, en diciembre de 2010 la Unión Europea ya pidió explicaciones al Ayuntamiento y éste (siendo regidora Mónica Lorente) respondió que este proyecto urbanístico no precisaba de evaluación ambiental porque la zona era urbanizable cuando se expuso al público el Plan General de Ordenación Urbana, en 1984.

Treta
Una treta, según Moreno, porque el PGOU se aprobó en 1990 y el proyecto de Cala Mosca en 2007: "El Ayuntamiento ha estado tomando el pelo a la Secretaría de Estado, y el Ministerio de Asuntos Exteriores vuelve a reclamar por la vía de urgencia una nueva respuesta "que sea concisa y se limite a las cuestiones planteadas"". Es entonces, el 29 de julio de este año, como avanzó este diario, cuando el equipo de gobierno -antes en la oposición- se entera de que el Parlamento Europeo está reclamando información sobre Cala Mosca y poniendo en tela de juicio que su aprobación sea correcta.
Según Moreno, el Ayuntamiento no dará licencia ni permisos de obra para construir en Cala Mosca si no se cumple el trámite y se completa el proyecto con una evaluación ambiental.

EXPROPIACIÓN
Indemnización por el desdoble de la N-332
La Junta de Gobierno de ayer aprobó también ejecutar una sentencia del Tribunal Superior de Justicia que eleva de 36.000 a 200.000 euros la indemnización que se ha de pagar a los propietarios de una parcela expropiada para desdoblar la Nacional 332 a su paso por Orihuela Costa.
Por otro lado, también se acordó "patrimonializar" (incluir en el inventario municipal) la furgoneta que cedió Caja Murcia en marzo para trasladar a los usuarios de la asociación de discapacitados Adis Vega Baja desde Orihuela hasta el centro "Azahares" de Albatera y que fue localizada tapada con una lona y escondida tras una maderas en el almacén municipal de Festividades. e. g. b.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine