04 de septiembre de 2011
04.09.2011

Daya Vieja mantiene viva la tradición

El Pasacalles de la Caña, una costumbre con 110 años de historia, rememora el modo de recoger donativos

04.09.2011 | 02:00
Los mozos recogieron con sus cañas donativos para las fiestas.

Daya Vieja estará de fiestas hasta el próximo fin de semana, y ayer celebró uno de los actos más significativos y tradicionales de los festejos locales. El Pasacalles de la Caña, que se remonta a 1901, reproduce el proceso para obtener fondos para las fiestas: Los mozos del pueblo recorren las veredas y caminos de la huerta cargados con cañas y troncos al hombro, al son de la dulzaina y el tamboril, y tocando a cada puerta van recogiendo los donativos de los vecinos.
Las aportaciones no son económicas, sino que más bien suelen ser animales vivos (sobre todo conejos, gallinas y pollos) que antiguamente se trasladaban colgando atados de las cañas y que hoy en día se llevan en jaulas para evitarles el sufrimiento del transporte.
Actualmente su destino es ser los trofeos en las competiciones organizadas a lo largo de la semana en honor a la Virgen de Monserrate. El programa incluye hoy la final del trofeo de futbol 7 a las 18 horas y el torneo de pique femenino a partir de las 18.30 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine