01 de septiembre de 2011
01.09.2011

Adelante con la revisión del catastro tras 17 años

Hacienda acude a una reunión la semana próxima para iniciar el proceso de actualización de los valores y poder recaudar más

01.09.2011 | 02:00
El concejal liberal López-Bas.

La medida será tan impopular como necesaria pero ya está tomada: el equipo de gobierno actualizará los valores del catastro tras 17 años porque la última vez que el Ayuntamiento la acometió fue en 1994. La actualización del catastro supondrá que los oriolanos tengan que pagar más por sus viviendas; es decir, que el Ayuntamiento ajusta el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la situación del mercado en 2011.
López-Bas aseguró que el impuesto subirá de una forma progresiva, a partir de su aprobación, durante los siguientes años pero que era necesario acometer esta actualización por varios motivos. El primero es que el Ayuntamiento recauda menos que cualquier otro mientras que los servicios que presta a la comunidad han seguido aumentado.
El segundo es que se tiene que acabar con los agravios comparativos. "Ahora mismo, te encuentras con viviendas que estando próximas pagan cantidades muy distintas por este impuesto. Una, porque se dio de alta en el IBI 1994 y la segunda, porque fue detectada por Suma y, consecuentemente, a partir de entonces se aplicaron los valores actuales". Los dos vecinos viven puerta con puerta o chalé con chalé y, como los del anuncio, pagan cantidades muy distintas en Orihuela.
Por último, la revisión del catastro y la legalización no de cientos sino de miles de viviendas que hay en el término municipal de Orihuela permitirá al Ayuntamiento una inyección económica que ni el actual equipo de gobierno se atreve a evaluar. "Nadie sabe cuántas casas y urbanizaciones hay por legalizar", aseguró el responsable del área de Hacienda.
Y eso es cierto, tanto como el hecho de que ni una de ellas tributa impuesto, menos aquellas que están fuera de ordenación porque se construyeron en suelo no urbano. La solución, obviamente, no pasa tanto por el derribo como por la legalización de una situación que se ha dado en Orihuela desde hace años de forma progresiva ante la falta de suelo para construir, principalmente, cerca de las pedanías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine