28 de mayo de 2011
28.05.2011
Orihuela

Una parroquia reconvertida en oficina para buscar empleo

28.05.2011 | 02:00
Parados de San Antón en la reunión con el párroco, en la que algunos redactaron su currículum.

San Antón. Los vecinos en paro del barrio de San Antón se están organizando para buscar trabajo en manada y repartir folletos con todas las labores que saben desempeñar. El párroco ha tenido la iniciativa.

En un barrio de obreros, con un alto índice de paro y vecinos que se van estancando en la apatía y la resignación de no tener trabajo, el nuevo cura ha decidido coger el toro por los cuernos y constituir un grupo que se encargue de buscar oportunidades para todos, en lo que sea y como sea. El párroco Francisco Javier Olivares lleva seis meses en el barrio de San Antón de Orihuela, y convocó para el jueves pasado la primera reunión con una treintena de vecinos en paro. Comenzó por contarles que "el parado tiene que ir a buscar trabajo, el trabajo no va a venir" y por ayudar a elaborar su currículum vítae a quienes aún no lo tenían.
Así se encontró con la primera complicación, porque si algo indigna a la gente que lleva toda la vida desarrollando una profesión es que ahora le pidan títulos o certificados, se quejaban los asistentes. Uno de los parados contaba que "llevo toda la vida subiendo a las palmeras con mi padre, lo que no tiene sentido es que ahora me pidan un "papelico" donde ponga que sé hacerlo. Yo soy burro de carga, puedo trabajar en lo que sea, pero que no pidan estudios".
Precisamente por ello, Olivares recomendó que extrajeran de internet modelos de currículums en los que no se reflejan títulos, sino habilidades: "Por ejemplo, si sé hacer cestas de mimbre pero no he hecho ningún curso, ahí lo puedo poner", les explicaba a los vecinos congregados en los salones parroquiales, dispuestos a dar una oportunidad a esta iniciativa gracias a la colaboración de la Asociación de Vecinos de San Antón Plaza de Ramonet. Unos se marcharon desmotivados ("creo que esto va a solucionar poco, yo he echado ya 20 o 25 y no me ha llamado nadie", decía uno; "no funciona, lo de los currículums no funciona", le apoyaba el de al lado) y otros atendieron hasta el final opinando que hay que intentar cualquier cosa, excepto quedarse "sentaos".

Banco de datos
La mayoría, que ya tenía redactado el documento, se marchó a casa a imprimir su currículum y a pegarle una foto para entrar en esta particular "banco de datos" de trabajadores que va a empezar a mover San Antón. Y es que la idea es buzonear cientos de folletos con un número de teléfono único (el del presidente de la Asociación, Jesús Botella) en los que se relate toda la lista de profesiones que los vecinos del barrio pueden desarrollar: "la Asociación de Vecinos ofrece todo tipo de profesionales para hacer chapuzas por un precio único", proponía el cura. Así, "si un albañil sabe dónde necesitan a un jardinero vamos a intentar movernos para que pueda encontrarlo entre nosotros", explicó uno de los miembros de la asociación, Emeterio Navarro (a la sazón miembro de la lista electoral de CLr).
Además, el párroco se comprometió a preguntar en el Servef y a tocar diversas puertas para averiguar si se pueden celebrar cursos formativos o talleres de empleo en el barrio. "De lo que sea, pero talleres de algo para no estar "paraos"", pedían en la asamblea". En este sentido, la puerta de la parroquia contará de ahora en adelante con un tablón de anuncios para cursos, ofertas de empleo o todo tipo de información útil para los desempleados.
"Hay que menearse", fue la conclusión unánime tras la reunión. No faltaron propuestas imaginativas como "hacer un campo de golf en el Palmeral y llevar en "carrico" a los "chanes"". Y es que están parados, pero le echaron buen humor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine