26 de mayo de 2011
26.05.2011
Callosa de Segura

El exjefe de la Policía Local lleva al juzgado a Javier Pérez y le acusa de marginarlo

La querella del que fuera responsable policial se dirige contra el alcalde, la secretaria y algunos agentes por injurias, calumnias y prevaricación

26.05.2011 | 02:00
Imagen del exjefe de la Policía Local, a la izquierda, junto a otros agentes.

El juez de Instrucción 2 de Orihuela ha llamado a declarar al alcalde de Callosa de Segura, Javier Pérez (PP) , y a la secretaria en relación a una querella presentada por el exintendente jefe de la Policía Local, Pedro Ramón Martínez por supuesta prevaricación, injurias y calumnias, según pudo confirmar este diario. Pérez suspendió en 2010 al mando del cargo, que ejercía desde 1985, basándose en que no tenía la titulación para ejercer la plaza. Sin embargo el Consejo Jurídico Consultivo de la Generalitat tumbó la decisión porque no se demostró ninguna irregularidad y Pérez tuvo que readmitirlo en junio de 2010. Según la querella, no parece que Pérez asumiera de buen grado la resolución, porque cumplió con la readmisión, pero relegó a quien había sido cabeza visible de la Jefatura durante décadas a un despacho distinto al habitual, sin teléfono ni ordenador, y rubricó un decreto por el que cualquier orden que diera Martínez debía pasar por escrito por las manos del primer edil, lo que parece ser un modo de funcionamiento poco operativo. En estos hechos se fundamenta la querella.
En cuanto a las supuestas calumnias e injurias, la querella dice que un día después de acatar la decisión, Pérez Trigueros dio explicaciones en el pleno sobre lo sucedido. Dijo que iba a asumir el criterio del Consejo Consultivo porque era vinculante, pero lo calificó de "infumable". Para ilustrar su argumento cogió un vaso de plástico blanco como ejemplo de la decisión municipal de suspender al Policía y dijo: "Esto es un vaso de plástico blanco, lo diga quien lo diga", además de mostrar una supuesta falsificación de un título académico. A renglón seguido leyó un escrito que, dijo, habían rubricado una mayoría de la plantilla de la Policía Local y en la que se cuestionaba la forma de acceder al cargo del mando, calificándola de torticera, entre otros adjetivos, y criticando duramente al mando.
Pérez dio lectura a esa misiva en el pleno y ante las cámaras de la televisión local, que la reprodujeron textualmente y eso que, antes de comenzar su discurso, tal y como ha podido comprobar este diario, aseguró que iba a ser prudente. La querella también se dirige contra los firmantes de ese manifiesto. Javier Pérez no ha recibido notificación la resolución judicial, según explicó a este diario.

Suspensión en el cargo sin fundamento
El alcalde de Callosa de Segura, Javier Pérez "descubrió" un día de febrero de 2010 que su jefe de la Policía Local, Pedro Ramón Martínez, había accedido a la plaza en 1985 "de forma irregular" al no avalar su titulación académica y decidió suspenderle. Nadie conoce cómo no se había dado cuenta antes, lo cierto es que el Consejo Jurídico le obligó a readmitirlo porque el agente avaló que presentó al titulación adecuada en 1985. La readmisión fue con unas condiciones que éste no pudo soportar dejando el puesto al cabo de unos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine