19 de mayo de 2011
19.05.2011
Torrevieja

Una mujer de 88 años muere por el humo de un incendio

La residente, de nacionalidad británica, vivía sola en su apartamento de una urbanización

19.05.2011 | 02:00
Bomberos, Policía Local y guardias civiles atendieron el siniestro mortal ayer en la urbanización Viñamar, que provocó tristeza entre el vecindario.

Una mujer de 88 años y nacionalidad británica falleció ayer por inhalación de gases en su vivienda de Torrevieja, al parecer por el incendio provocado por un cigarrillo mal apagado. Fueron los vecinos los que alertaron a la Policía Local sobre las dos menos cuarto de la tarde al observar cómo salía humo por debajo de la puerta de un apartamento situado en el quinto piso del cruce entre las calles Ciprés y Morera, Bloque IV, en la urbanización Viñamar.
Los dos agentes de la Policía Local que se presentaron en el lugar, tras intentar que les abriesen la puerta, la echaron abajo sin poder acceder al interior por la espesa humareda procedente del interior del inmueble. A la extinción del incendio acudieron efectivos del parque de bomberos de Torrevieja. Al llegar el lugar del siniestro, los efectivos de extinción accedieron a la vivienda por la puerta principal y encontraron la casa inundada por el humo, aunque sin fuego, y procedieron a ventilar las habitaciones y se encontraron en el dormitorio con la persona fallecida encima de la cama; se trataba de una mujer inglesa de 88 años.
Los bomberos ventilaron la estancia y apagaron alguna brasa que todavía echaban humo en el colchón y el armario, retirándose tras airear completamente la vivienda. Agentes de la Policia Judicial de la Guardia Civil acudieron al inmueble para investigar los hechos, además de varios agentes de patrulla. El levantamiento del cadáver no se produjo hasta cinco horas después del primer aviso de los vecinos.
A la zona acudieron dos vehículos de extinción, una unidad de mando y el primera salida desde el Parque en Torrevieja, así como el primera salida de Almoradí, con dos sargentos, dos cabos y seis bomberos.

Movilidad reducida
Gigi, británica y con movilidad reducida por el uso de una silla de ruedas desde hace aproximadamente un año, llegó a esta tranquila urbanización situada junto al parque del Molino del Agua hace once años, cuando se construyeron los bloques con vistas al mar y las dunas de La Mata.
Como a sus vecinos madrileños y británicos, no se le conocía familia pero había hecho migas con varios de los residentes que ayer lamentaban su manía de gran fumadora de tabaco rubio pese a su avanzada edad y que no hubiera permitido dejar una llave al vecindario para atender cualquier urgencia. Gigi vivía sola, aunque tenía contratada a una persona que la cuidaba y realizaba las tareas de la casa y que ayer, a la hora en la que se produjo el incendio, estaba realizando compras diarias en La Mata. Muchos de los vecinos, aunque no fue indicado por los Bomberos, dejaron el inmueble y sólo volvieron horas después tras las labores de ventilación. Los fallecimientos de personas que viven solas, tanto por muerte natural como por accidentes domésticos, son relativamente habituales en Torrevieja, con una población mayor muy elevada. En 2008, como informó esta edición, se dieron 30 casos de personas halladas muertas en sus casas y otras 29 en 2009. Casi todas de edad avanzada y extranjeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine