14 de mayo de 2011
14.05.2011
Torrevieja

El alcalde culpa a los funcionarios de los impagos por los que protestan treinta policías

Hernández Mateo afirma que los empleados "han puesto palos en las ruedas" a los agentes

14.05.2011 | 02:00
Imagen de la protesta de ayer protagonizada por los agentes locales

"Por un trato justo, una coherencia interna y la extinción de las desigualdades y la persecución". Con este lema una treintena de policías locales se concentró ayer ante las puertas del Ayuntamiento de Torrevieja durante una hora y media para exigir mejoras laborales y económicas, convocados por el sindicato Comisiones Obreras (CC OO). Los agentes, que portaban camisetas en las que se indicaba "nos kieren como borregos", obtuvieron el respaldo de todos los partidos políticos, con la presencia de varios de sus representantes, a excepción del PP.
La principal reivindicación del colectivo es el retraso en el pago de la productividad, que ganaron por sentencia judicial y que sí ha sido distribuida al resto de la plantilla del Ayuntamiento, más de 600 trabajadores y que, sin embargo, los 170 funcionarios de la Policía Local no han percibido.
Comisiones Obreras valoró muy positivamente la respuesta de los agentes y no quiso cuestionar la actitud de UGT, que prefirió no secundar la protesta, recordando que ambos sindicatos, desde hace tiempo, solicitan lo mismo. Los representantes sindicales y policías Joaquín Lucas y Jesús Valero explicaron que los agentes interinos, que conforman una parte importante de la plantilla, no podían sumarse a la protesta, vigilada discretamente ayer por agentes de la Guardia Civil de paisano, e indicaron que lo entendían.

Sorpresa en la despedida
La sorpresa de la mañana no estuvo en la calle con los concentrados, que corearon machaconamente lemas como: "¿Dónde está la productividad?" y realizaron apelaciones a la recuperación de "la dignidad" en el cuerpo. Fueron las declaraciones que hizo el alcalde Pedro Hernández Mateo, quien en rueda de prensa, al ser preguntado por los pitidos y lemas que se oían en el exterior, dio la razón a los policías, aunque sólo en su vertiente económica.
Dijo que la manifestación era oportunista y que los agentes seguramente no la realizarían después del 22 de mayo. Pero el alcalde, al que le quedan ocho días de mandato efectivo más los que ejerza en funciones arremetió contra sus propios funcionarios responsables de autorizar el pago de esa productividad y dijo que "han puesto palos en las ruedas" para satisfacer ese abono, en una declaración inédita para el primer edil en sus 23 años en el gobierno local No se le conocía una declaración en la que pusiera en duda el trabajo de los empleados públicos, al margen de los que realizan labores sindicales.
Javier Mínguez, director general de la Policía Local, que se presentó frente a los concentrados para dar explicaciones a los medios y que es objeto de los ataques de los sindicatos, también les dio la razón en su reivindicación económica sin querer entrar a valorar el resto de motivos de la protesta que tienen más que ver con la organización de los servicios, la falta de medios y las decisiones de los mandos.
De hecho la dirección de la Policía, según ha podido confirmar este diario ha reclamado en varias ocasiones en los últimos meses a los departamentos municipales responsables de ese pago que lo hicieran efectivo. Partida que asciende a unos 40.000 euros entre 170 agentes. Los informes han regresado de vuelta con reparos, que se han resuelto sin que, de nuevo, se haga efectivo el abono. Tradicionalmente toda la plantilla del Ayuntamiento recibe un abono de productividad que ha perdido todo su sentido como compensación por sobreesfuerzos o eficacia porque lo reciben todos los trabajadores de forma sistemática. Se concibió en su día como una especie de acuerdo de incremento de sueldo encubierto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine