13 de mayo de 2011
13.05.2011
Bigastro

El Tribunal Superior anula las tasas de la guardería infantil y afirma que son "infundadas"

La memoria justificaba la subida en 20 euros al mes duplicando el gasto para meriendas o material de 140 alumnos

13.05.2011 | 02:00
Guardería Municipal Bigastrín de Bigastro ayer.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha anulado el aumento de las tasas de la escuela municipal infantil Bigastrín que el Ayuntamiento impuso a los padres en 2007 y lo hace en un duro fallo que cuestiona la gestión municipal. El TSJCV explica que la memoria utilizada para avalar el incremento aprobado en un pleno de septiembre de 2007 no es conforme a derecho y lo anula. Fue un aumento de 20 euros por alumno y mes. Según interpreta Aurelio Murcia, quien como portavoz del Partido Popular denunció estos hechos por la vía contencioso administrativa, el fallo implica la devolución del dinero en una cantidad que eleva a casi 116.000 euros sumando a los 140 alumnos.
El Tribunal se muestra especialmente contundente y aclara que el pago de una tasa nunca debe superar el coste del servicio que se presta y en ese sentido aclara que el estudio económico financiero del coste de los servicios "es clave" para su modificación y "debe ser riguroso en su planteamiento y formulación, cualidad que no reúne la memoria aprobada por el Ayuntamiento que consta de dos folios únicamente", que carece de desgloses o procedencia de las partidas de gasto.
El Ayuntamiento, abunda el fallo, "no ha justificado el incremento de los gastos, no existiendo ningún soporte técnico y estadístico que lo apoye (...) ni están detalladamente valoradas las partidas de gastos de cada curso" e insiste asegurando que no consta ninguna referencia a ejercicios anteriores que acrediten la necesidad de incrementar la tasa, "algo que se hizo sin motivación ni justificación". El Ayuntamiento aseguraba en sus alegaciones que sí se aportaba un análisis suficientemente justificado de la evolución de los costes del servicio en los años precedentes que reflejaba la necesidad de elevarlos en la existencia de nuevas aulas. "Estas alegaciones no han sido probadas, ni se aporta ningún tipo de estudio", mantiene la sentencia "que acredite la creación de las aulas ni el número total de las que existen, ni prueba el aumento de personal, ni el número de empleados. Existe un número de partidas cuyo aumento resulta notablemente infundado. Así en las previsiones el gasto destinado a meriendas o material se ve duplicando, con creces, sin justificación" que lo respalde "ya que el número de niños nuevos no aumenta proporcionalmente (...) Es poco verosímil teniendo en cuenta que sólo aumenta en diez", se aclara.
Para Aurelio Murcia, "si calculamos 140 niños y no tenemos en cuenta los meses de agosto porque la guardería está cerrada, la cuenta es que se ha cobrado116.700 euros" de más en una cantidad que, aseguró ayer "hay que devolver". Algo que tienen que solicitar los padres.

Solicitudes
La nueva formación de Murcia, Unión Popular Liberal Centrista, se ofreció ayer a preparar los escritos de solicitudes y se preguntó por qué se cobró algo "que evidentemente era ilegal y por qué no se atendió la alegación de la oposición". Murcia responsabilizó de estos hechos a Raúl Valerio Medina Lorente, en aquel momento concejal de Hacienda y Tesorero Municipal y despejó dudas sobre la oportunidad de hacer pública esta resolución en plena campaña demostrando que le fue notificada el miércoles.
El alcalde Raúl Valerio Medina prefirió no pronunciarse sobre este fallo hasta contar con la resolución judicial aunque puso en cuarentena las cifras económicas que maneja Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine