13 de mayo de 2011
13.05.2011
Orihuela

El director del Villar Palasí ratifica ante el juez el sobrecoste de las obras del colegio

Manuel Otero asegura que la memoria de los trabajos adjudicados por el Ayuntamiento "no es correcta"

13.05.2011 | 02:00

El director del Colegio Villar Palasí de Orihuela, Manuel Otero, declaró ayer ante el juez en calidad de testigo por el supuesto sobrecoste de unas obras que adjudicó el Ayuntamiento en este centro educativo. Otero se ratificó en las declaraciones que hizo públicamente en marzo de 2009 en las que mostraba su desacuerdo con el precio final de la reforma de algunas instalaciones del colegio, que pasaron de costar 44.557 euros iniciales a 73.435 y que fueron ejecutadas por una empresa propiedad de dos socios del concejal de Juventud, José Manuel Cutillas. El director educativo aseguró ante el juez que "la memoria valorada de las obras no refleja lo que se debía abonar", por lo que consideró que esa memoria "no es correcta".
La comunidad educativa del Villar Palasí ya rechazó, hace dos años, que la empresa cobrase por la obra casi el doble de lo presupuestado. Una parte del proyecto (49.557 euros) lo pagó el Ayuntamiento, mientras que de la otra (23.878 euros) se hacía cargo el propio centro educativo. Así, el director consideró en su día que el Ayuntamiento había pagado por conceptos que también había cobrado la empresa al colegio y lo mantuvo ayer.
El Ayuntamiento asumió la parte que consistía en la reforma de la cocina, el alicatado de paredes, instalación de terrazo, tubos de desagüe y techo de placas de escayola. Por su parte, el colegio se hacía cargo de la reforma de la despensa, un vestuario-aseo, cuarto de frío y el del tren de lavado. La dirección conoció la noticia publicada por este diario en la que se daba cuenta de la factura aprobada por decreto acerca de las obras hechas en el colegio por la empresa Emilio Vicente Almarcha por las que el Ayuntamiento pagó 49.557 euros. Este pago está incluido en una investigación iniciada por Anticorrupción acerca de un delito de prevaricación continuada por contrataciones irregulares realizadas por el Ayuntamiento de Orihuela que sumaban tres millones de euros y que remitió el PSOE a la Fiscalía.
Fuentes cercanas al equipo de gobierno indicaron que el Ayuntamiento no está personado en el procedimiento porque, de momento, no hay imputaciones. En el mismo sentido defendieron la transparencia y la legalidad de todo el procedimiento. Aseguraron que el coste de la obra permitía adjudicarla directamente sin un concurso abierto, además el Ayuntamiento se ciñó exclusivamente a abonar lo que se describía detalladamente en la memoria realizada por los técnicos municipales "y no se gastó ni un euro más".
Otra cosa, indicaron, es que la empresa realizara por su parte otras obras y se las endosara al director, algo de lo que sólo sería responsable el director, al que achacan un interés político en su declaración, dada su vinculación al PSOE. A pesar de esa versión de los hechos el fiscal Anticorrupción Pablo Romero si vio indicios de delito en este asunto e impulsó la investigación.

Una empresa ligada al concejal de Juventud
La Conselleria de Educación es la responsable de los centros de Infantil y Primaria pero los municipios se suelen hacer cargo de obras y de la contratación de personal, no docente. Así el Ayuntamiento en el caso del Villar Palasí contrató para realizar las obras de reforma a una empresa de la que en ese momento era socio el concejal de Juventud, José Manuel Cutillas. El Ayuntamiento adjudicó directamente, sin mediar concurso, cuidando de no sobrepasar los límites legales que le impedirían llevar a cabo una contratación directa. Tras conocerse la denuncia de irregularidades el edil de Educación, Antonio Ortiz, anunció que daría a conocer un informe técnico en el que se avalase que su presupuesto se ajustó hasta el último euro a la memoria valorada y que . d. p.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine