04 de diciembre de 2010
04.12.2010

La primera ruta arquitectónica del cáñamo de la Comunidad tendrá como sede Callosa

La inauguración de la ampliación del museo, antes de fin de año, será el punto de partida para poner en valor el recorrido etnológico

04.12.2010 | 01:00
Imagen de la demostración de los trabajos del cáñamo que se realiza todos los años en Callosa .

La reapertura del museo etnológico del cáñamo de Callosa de Segura, lo que se prevé para antes de que finalice este año, será el punto de partida de un proyecto mucho más ambicioso: La ruta etnológica de la arquitectura industrial de esta planta fibrosa, que será la única con esta temática de toda la Comunidad Valenciana y seguramente en España. El alcalde de Callosa de Segura, Javier Pérez, explicó que las obras de remodelación del museo han finalizado y se elabora ahora el proyecto museográfico para que antes de final de año pueda ser inaugurado. El museo contará con una superficie que doblará la actual, pasando de 450 a 900 metros cuadrados y ocupando las dos naves del antiguo Matadero, e incorporará un apartado dedicado a la industria actual de cuerdas y redes que hasta los años 60 se elaboraban con fibra del cáñamo.
Sobre la ruta prevista indicó que "será única" que sepamos en toda España y aseguró que "la vamos a potenciar", al tiempo que dio a conocer que estará formada por el museo, una balsa de cocer cáñamo, una antigua fabrica de hilado -que "será cedida" al Ayuntamiento por su propietario mediante un convenio de cesión- y por la casa del obrador que, en su caso, va a ser alquilada a sus propietarios pero con opción a compra, según el primer edil. Al respecto añadió que se está elaborando un proyecto de rehabilitación de este inmueble histórico.

Recorrido
La ruta cultural comenzará en el museo y seguirá en una balsa que será visitable y que es conocida como del "Tío Marinero", muy próxima a las dependencias museísticas.
En este punto se dará conocer el sistema de riego de la huerta tradicional del que depende la balsa para su toma y evacuación de las agua de acequias por sus brazales  y  azarbes, según explica el presidente de la Escuela de Trabajos Artesanales del Cáñamo, Roque Albert . A continuación, se llegará al obrador de cáñamo, un tipo de construcción más específica de Callosa de Segura, a donde se llevaba el cáñamo, no sólo de la Vega Baja sino también de distintas partes de España para su tratamiento industrial. En este lugar se espadaba y, sobre todo, se rastrillaba la fibra de cáñamo con cuyos productos se generaban dos de las más importantes industrias de nuestra provincia: La del calzado (zapatillas, botas,etc.), con las fibras cortas; y la textil del hilado, con las fibras largas (para hilos, cabos, cuerdas, redes, tejidos, etc.), indica Albert.
Finalmente el recorrido llegará a la fabrica de hilado del cáñamo de las que quedan tan sólo este ejemplar conocido por "La Porchá", que es propiedad de José Manresa, un hombre "dispuesto a colaborar en la tarea de protegerla" y otro más en las cercanías de la Ermita de San Roque. En este lugar se hilaba y se unían las redes, siendo Callosa de Segura, entonces con el cáñamo; y ahora, con la fibra sintética, la primera productora nacional de hilos, cabos, cuerdas y redes, asegura Roque Albert. Su privilegiada situación en lo alto de la ladera de la sierra permite vistas de la Vega Baja y Bajo Vinalopó.

Museo
Las obras del museo han contado con un importe de 338.000 euros, subvencionados en un 50% por la Diputación. Han consistido en la restauración de la cubierta, manteniendo la estética original, impermeabilización de muros, restauración de carpintería, ampliación y mejora de las instalaciones eléctricas y de seguridad, construcción de aseos nuevos adaptados a minusválidos, pavimentación de patios y motorización de la puerta principal exterior, así como reurbanización del exterior.

Una actuación que busca ser declarada Bien de Interés Cultural
El objetivo principal de la ruta del cáñamo, así como de la Escuela de Trabajos de esta planta, es que perdure en el tiempo, ya que hoy está desaparecida. Además una de las ideas finales que persigue la promoción y recuperación de la actividad relacionada con el cáñamo es que su interés etnológico sea reconocido por el Consell como Bien de Interés Cultural (BIC), en este sentido, el primer edil señala que "cuenta con el apoyo del Consell Valenciano de Cultura y de la Universidad Miguel Hernández de Elche".
El alcalde señala que se trata de una iniciativa que diferenciará a Callosa ya que en todos o casi todos los municipios hay museos arqueológicos, de Semana Santa pero "no uno con esta temática".
La concejal de Cultura, María Dolores Martínez, indica que con la remodelación del museo del cáñamo y la construcción del nuevo museo arqueológico, en el Centro Cultural, que se ubicará enfrente de la Casa de Cultura, se completan las actuaciones a realizar en materia museística, iniciadas con la construcción del Museo de Semana.
Por otro lado, Roque Albert, subraya que la casa del obrador acogerá la sede de la Escuela de trabajos relacionados con el cáñamo "que servirá para mantener esta actividad". e.d.g.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook