23 de julio de 2010
23.07.2010
Orihuela

El desfile en el que todos se ríen de todos

La Retreta tiene tres ingredientes que no pueden faltar y que convierten a este acto festero en el más divertido

23.07.2010 | 02:00
La fiesta fue total en las calles de Orihuela.

Imaginación, humor y crítica. La Retreta tiene tres ingredientes que no pueden faltar y que convierten a este acto festero en el más divertido, sin duda, de las Fiestas de la Reconquista. Como todos los años, las comparsas cumplieron su papel de convertir las calles de Orihuela en un río de gente toda la noche.

Vestidos de deportistas con el Mundial de Fútbol como principal estrella que llamó la atención de todos, de personajes de dibujos animados, de vecinos molestos que protestan por cualquier decisión municipal... de esta guisa salieron cientos de comparsistas en la retreta festera de Orihuela, uno de los actos más atractivos de las Fiestas de la Reconquista por lo que suponen de desenfado y diversión.
Este desfile ocupa un lugar destacado en la agenda de actos programados para las fiestas de Moros y Cristianos. Y no por lo solemne del pasacalles, sino por todo lo contrario. Las 18 comparsas que dan forma a la Fiesta utilizan este desfile para pasarlo bien y de paso, disfrazarse. Por eso, la retreta cuenta con una elevada participación, ya que muchos oriolanos que no pertenecen a ninguna comparsa se suman a este desfile.
Además, miles de personas se agolparon a lo largo de todo el recorrido (desde la calle Aragón hasta la de Alfonso XIII) para contagiarse de la fiesta y la alegría que destiló la retreta.
Dado el carácter desenfadado, y a veces descontrolado, de esta actividad festera, las Fuerzas de Seguridad reforzaron las medidas que normalmente se aplican a los desfiles de Moros y Cristianos. De este modo, se garantizó la tranquilidad de todos. Aunque no se pudiese lograr la limpieza viaria. Miles de vasos de plástico y otros desperdicios se acumularon en las calles del recorrido durante el desfile.

Actos para hoy
Los actos principales de estos festejos, o por lo menos lo más reconocidos fuera de los límites de esta ciudad, tendrán lugar a partir de esta noche. La entrada cristiana a la ciudad llenará las calles de caballeros medievales y filás resplandecientes. Por su parte, el embajador cristiano, José Luis Fuentes, desplegará su espectáculo móvil de la mano de su comparsa, los Caballeros del Tadmir.
Mañana desfilará la entrada mora, que este año cerrará las fiestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook