11 de julio de 2010
11.07.2010
Orihuela

"Otros embajadores me ayudaron a tomar la decisión"

11.07.2010 | 02:00
Manuel Ferrández-Villena

Nunca pensó que fuese a ocupar "el cargo más importante" que podía ostentar dentro de las fiestas de Moros y Cristianos, pero a Manuel Ferrández-Villena no le ha costado adaptarse a su nuevo papel, que tendrá máximo protagonismo durante el desfile del bando moro.

Manuel Ferrández-Villena, de 40 años, es profesor en la Escuela Politécnica Superior de Orihuela y padre de dos hijos. Pero durante estos días es conocido por ser el embajador moro de la comparsa Moros Escorpiones, de la que fue presidente, en el marco de las fiestas de Moros y Cristianos de 2010, cargo que ostenta con "orgullo".

¿Qué ha supuesto para usted su nombramiento como embajador moro de este año?
Como conocedor de las fiestas, es un orgullo. Llevo toda la vida en la Fiesta y siempre en la misma comparsa, los Moros Escorpiones.
¿Qué expectativas tiene en lo relativo a su embajada?
Toda la compasa participa en el boato. El 95 ó 98 por ciento de los socios desfilarán en el boato de la entrada mora. Vamos todos en una misma dirección y todos estamos involucrados en esta embajada.
¿Influye la crisis en la organización de un embajada de estas características?
Por supuesto, la crisis se nota. Sobre todo a la hora de conseguir anuncios para la revista de la embajada. Pero nosotros hemos participado en todas las actividades que ha habido durante todo el año, como el Mercado Medieval o la Feria del Rocío. Esto nos ha permitido recaudar dinero para financiar la embajada. Hemos podido subsanar la falta de ingresos con las ideas. En tiempos de crisis se agudiza el ingenio.
Lleva toda la vida en la Fiesta. ¿Ha pensado alguna vez en ser embajador moro?
Nunca pensé que pudiese ocupar el cargo más importante de las fiestas de Moros y Cristianos.
¿Qué actos espera con más ganas?
Imprescindibles son todos los actos. Todos los embajadores de años anteriores me cuentan que la noche en que se saca el Pájaro al balcón del Ayuntamiento es muy emocionante. Yo también destacaría la ofrenda floral, la retreta y la entrada mora, donde desfila el boato.
¿Le han dado muchos consejos los embajadores de otros años?
Muchos me han dado ánimos. Cuando te proponen ser embajador, te viene un mar de dudas a la cabeza. Pero el haber hablado con ellos me ha ayudado a tomar la decisión.
Lleva toda su vida involucrado en la Fiesta, ¿en qué ha cambiado durante todos estos años?
Las fiestas de Moros y Cristianos han crecido y cambiado con unos cimientos muy sólidos. Los cambios se han producido poco a poco, no de manera radical. Cambios puntuales ha habido muchos. Los boatos tienen ahora mucha calidad.
¿Tienen algo que envidiar las fiestas de Moros y Cristianos de Orihuela a las de otras localidades?
Todas las fiestas tienen sus costumbres. De las de Orihuela, siempre se ha valorado que son unos festejos muy acogedores. Cualquier persona puede participar como un oriolano más.
¿Qué le parece que se haya nombrado com Síndico Portador del Oriol a una mujer por primera vez?
Estoy encantado de que sea una mujer. El hecho de que sea María del Carmen Martínez me parece una elección muy acertada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine