05 de julio de 2010
05.07.2010
Moros y Cristianos de Rojales

Un desembarco pirata del siglo XVI

La comparsa cristiana "Los Piratas" de Rojales sacó ayer su boato a la calle con un desfile multicolor

05.07.2010 | 02:00

La comparsa cristiana "Los Piratas" de Rojales sacó ayer su boato a la calle con un desfile multicolor que recreó el ataque pirata a una boda, ocurrido en realidad hace más de cinco siglos

La comparsa "Los Piratas" sacó las tropas a las calles de Rojales ayer con un desfile en el que hacían gala de la Capitanía los cristianos y con el que quisieron recordar un episodio real de la historia local, según manifestaron a este diario. Como si de un teatro andante se tratara, los espectadores pudieron comprobar cómo un grupo de piratas llegaba a Rojales en torno al siglo XVI, hace más de cinco siglos, y atacaba por sorpresa el convite de una boda en una cantina. Los cristianos, llegados de Orihuela, sofocaron la revuelta y devolvieron la paz al municipio, según contaron ayer desde la propia comparsa.
Antes de ello marcharon cuatro comparsas de Moros, pues cada año se alternan la Capitanía pero siempre participan ambos bandos en el desfile. El pasacalles se inició ayer pasadas las 21 horas, una hora y media antes del sábado, cuando se retrasó por el partido de fútbol de la selección española y se pospuso para el día siguiente el despliegue de fantasía de los cristianos con su boato. La originalidad y el color de los atuendos fueron las notas dominantes en la calle, que al paso de los primeros cristianos (ocho "filás" de adultos y dos de niños pequeños) se inundó de dípticos que explicaban cada parte del desfile y también detallaban los pormenores históricos en los que se había inspirado el boato de este año.

Grupos de danza
El principio de la marcha cristiana la marcaron las bailarinas de un grupo de danza con los escudos de la Capitanía, y tras las "filás" apareció "el escenario" para la cantina y el ataque pirata, que se iba recreando en reiteradas ocasiones a lo largo del recorrido. A continuación otro grupo de danza, esta vez representando el mar Mediterráneo con sus movimientos y con los atuendos.
Finalmente aparecieron los capitanes de los Moros y Cristianos de este año, José González y Eva González (padre e hija). Desfilaron a bordo de una carroza que representaba un barco pirata y que iba custodiada por la guardia. Cuando acabó el pasacalles habían pasado ante el público más de trescientos comparsistas y bailarines.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine