24 de junio de 2010
24.06.2010
Callosa de Segura

Vecinos montan guardia para evitar que se instale una antena de telefonía

La presión de los afectados obliga al Ayuntamiento a aplazar la colocación del poste, de 27 metros, y lo justifica por el "perjuicio estético"

24.06.2010 | 02:00

La instalación de una antena de telefonía móvil, en la calle Ginés Boyvia de Callosa de Segura, quedó ayer suspendida, al menos por el momento, hasta que el Ayuntamiento valore si perjudica o no a la estética del barrio, según se informó ayer a este diario desde el equipo de gobierno. La presión vecinal ha conseguido un paréntesis en el montaje de esta torre de comunicación, aunque el alcalde de la localidad aseguró ayer al mediodía ante el cariz que estaba tomando este conflicto que si no se instala en el sitio previsto se hará en sus proximidades.
Para evitar la instalación, medio centenar de vecinos estaban ayer haciendo turnos de guardia a la espera de que llegue la grúa que instalará la antena de telefonía móvil de unos 27 metros de altura y que se encuentra ya depositada en una de las aceras. Los afectados se han movilizado durante los últimos días a través de carteles, que han sido repartidos por las principales calles del municipio, foros en internet y con la información que corre de boca en boca. Muestran así su rechazo a la instalación de este dispositivo por miedo a sus efectos perjudiciales y aseguran que en breve convocarán una manifestación para mostrar su negativa, mientras critican la pasividad del Ayuntamiento que, a pesar de haber paralizado por ahora la instalación, no los ha llamado para comunicarles la nueva situación.
La llegada de los operarios para instalar la antena estaba prevista para las ocho de la mañana de ayer, pero un socavón en la calle por dónde debe pasar la grúa, a consecuencia de las obras de alcantarillado que se están efectuando en la misma, retrasó el montaje de la antena.
Aunque ello no evitó que los vecinos continuaran turnándose en la zona por la tarde para estar al tanto de cuándo comenzaba la instalación y poder dar así la voz de alarma a pesar de que el Ayuntamiento ya había decidido paralizar por ahora el montaje. La torre de infraestructura telefónica se encuentra ya en la calle esperando a ser colocada allí o reubicada donde decida el Consistorio.
Así, uno de los vecinos de la zona explicaba a este periódico que se enteraron de la inminente instalación del dispositivo "porque en el sitio donde van a ubicarla -una nave que estaba abandonada y ha sido alquilada para ese fin- hicieron un socavón de cuatro metros, un agujero en el techo e instalaron un cuadro de mandos". Otro de ellos explicó que el pasado jueves "consiguieron que la Policía Local obligara a retirar la grúa que ya estaba preparada para instalar la torre porque no tenía licencia para cortar la calle". Pero la instalación de ésta parece inminente.
"¡Qué menos que nos hubieran informado de la antena que quieren poner junto a nuestras casas!", se lamentaba una de las callosinas que vive en la vía resguardándose del sol de justicia que caía ayer por la mañana debajo de un balcón.
La zona dónde se instalará el dispositivo de telefonía está ubicada a 300 metros de uno de los institutos de la localidad, justo en la calle trasera de un parque municipal y muy cerca de donde se proyecta construir la escuela infantil y un nuevo centro de educación primaria. "Ante la duda de si es perjudicial o no, que se ubique en otro sitio donde no haya tantas personas alrededor. Ante la duda, sentido común", expresó otros de los vecinos mientras montaba guardia.

Asociación
Así, los propietarios de viviendas en la zona ante esta situación aseguraban que están dispuestos a montar una asociación para organizar las actividades de rechazo. Igualmente tienen previsto convocar una manifestación en el municipio y ya han contactado con un abogado para que les asesore sobre las medidas que pueden adoptar al respecto. Además han iniciado una campaña de recogida de firmas que, en apenas tres días, supera los dos mil apoyos para la causa. "Cuando vuelvan los operarios con la grúa, volveremos a pedirles la documentación y, si no la tienen, volveremos a llamar a la Policía" comentaba otro de los allí congregados.
Los vecinos, además de preocupados por los posibles efectos nocivos para la salud, denuncian también que la instalación del dispositivo no es acorde con el Plan General de Ordenación Urbana del municipio y que, además, no tiene las licencias necesarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook