23 de junio de 2010
23.06.2010
Torrevieja

José Riera deja de presidir por sorpresa al pequeño comercio

El comerciante tira la toalla tras una asamblea a la que acudieron sólo 10 de los 250 asociados de Apymeco

23.06.2010 | 02:00
Una imagen tomada ayer de la calle Ramón Gallud, principal arteria que concentra el pequeño comercio de Torrevieja.

"Me siento más solo que la una". José Riera resumió en siete palabras su sorprendente decisión de dimitir como presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Comerciantes de Torrevieja (Apymeco), que hizo pública ayer, para matizar que su resolución no es antesala de ninguna aspiración política. Riera, que hizo gala ayer de un envidiable buen humor a pesar de las circunstancias, explicó en rueda de prensa que hasta en tres ocasiones llegó a presentar ante su junta directiva su propuesta de dejar el cargo, aunque en ninguna de ellas fue aceptada. Pero el pasado lunes la gota colmó el vaso porque a la convocatoria de asamblea general ordinaria, a la que estaban convocados los 250 socios -es una de las más numerosas y con más peso en la comarca-, sólo asistieron 10 asociados, incluyendo a los tres miembros presentes de la junta de directiva.
Ante ese panorama tiró la toalla. Para el ya ex presidente los asociados tienen también la obligación de implicarse en el colectivo y "han sido incapaces de dedicarle un hora al año a la asamblea general", algo que "desmotiva. No sirve de nada que la gente te dé el respaldo en la calle", aclaró.
"Falta la motivación porque hay pocas manos remando. La motivación es una de las piezas fundamentales para llevar a una asociación de la que no se obtiene nada ni se gana nada. Necesitas tiempo, ganas y motivación. Tiempo, le he echado un montón, e ideas... pues hemos desarrollado proyectos pioneros en la Comunidad", explicó el comerciante.
Riera, cuya familia regenta una conocida empresa local de tiendas de perfumería, dijo que se sentía desmotivado para seguir adelante a pesar de que durante estos dos años ha podido sacar adelante proyecto para el comercio local como la tarjeta "I+" de fidelización, el sistema de seguridad por mensajería instantánea entre los asociados (Prevenco), avalado por la administración, o los acuerdos para llevar a cabo una rebaja importante de los precios de los aparcamientos públicos del casco urbano para los clientes del pequeño comercio local y en pleno azote de la crisis económica.
Sin embargo, considera que la mayoría de los asociados no reman en el mismo sentido; sobre todo, a la hora de sacar adelante el principal proyecto de esta asociación: El centro comercial abierto en el corazón de la ciudad, tras las obras de peatonalización terminadas ya, para poder hacer frente a la oferta comercial de las grandes superficies comerciales multinacionales que, desde hace unos años, se han ido instalando en la ciudad. "Con estrategias comunes, unificación de horarios, marketing común...Pero las empresas de Torrevieja son individualistas y no se implican", aclaró Riera. Incluso apuntó la posibilidad de que la Asociación termine por ser dirigida por un gestor profesional que le dedique todo su tiempo al colectivo y que ofrezca resultados a sus asociados.
Riera dejó entrever que, al margen de su soledad a la hora de tirar del carro del colectivo comercial, también le han hecho precipitar su decisión las críticas anónimas de asociados que no han dado la cara en algunas cuestiones conflictivas con ejemplos que no citó ayer, pero a buen seguro que le vinieron a la mente, como la polémica remodelación de la calle Caballero de Rodas -cuestión que se ha diluido una vez terminadas la obras-. "Siempre hay momentos en los que la gente dice que quiere luchar, pero a la hora de ponerse al frente no hay nadie yno quiere decir lo que piensa", explicó. "Para los problemas particulares ya se encargan de llamar a la asociación para que se los resolvamos, pero la mayoría no sabía que había asamblea el lunes ni de qué iba. Cuando hay un problema general la gente pasa", agregó.

Respaldo institucional
Riera dijo que durante este tiempo ha sentido en sintonía con la administración, tanto con el Ayuntamiento como del Consell, aunque matizó que las entidades públicas cada vez van a apoyar financieramente a este tipo de colectivos que deben buscar la autosuficiencia para desarrollar "mejor nuestros proyectos" con una campaña de captación de asociados.
El ya ex presidente explicó que confía en el que el periodo electoral que se abre ahora se presente una candidatura "con ganas" conformada por mucha de la gente joven que se ha asociado en los últimos tiempos a Apymeco. Riera ha dedicado horas de su empresa, sus vacaciones y su familia a Apymeco, tal y como corroboró el técnico de la asociación, Alfonso Murua, quien le acompañó ayer en la comparecencia de prensa. Riera se marcha tras dos años y medio de mandato y cuando estaba a punto de presentarse el nuevo portal electrónico, un proyecto de comercio electrónico y una campaña de captación de asociados. "De nada hubiera servido seguir seis meses más así", agregó. "Muchos presidentes de asociaciones utilizan el cargo para otras cosas, por ejemplo para beneficiar a sus empresas. No entré por política ni por dinero. Era hacer algo por las empresas de Torrevieja", algo que han entendido "todos los medios de comunicación y los grupos políticos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine