18 de junio de 2010
18.06.2010
40 Años
DOCE PRESUNTOS INTEGRANTES

Desarticulan una banda que asaltaba pisos

Uno de los miembros murió al ser alcanzado por el disparo que efectuó otro de los delincuentes en un robo

18.06.2010 | 15:43

La Policía Nacional ha desarticulado una banda de ladrones armados que asaltaba viviendas y comercios de madrugada en la Vega Baja (Alicante) y Murcia, uno de cuyos miembros murió al ser alcanzado por el disparo que efectuó otro de los delincuentes en un robo cometido en un domicilio.

Los agentes han detenido por el momento a doce presuntos integrantes del grupo, de nacionalidades argelina y marroquí, en las localidades alicantinas de Torrevieja, Pilar de la Horadada y Orihuela, así como en Beniel (Murcia), han informado hoy fuentes policiales.

Durante uno de los asaltos, perpetrado el pasado día 8 a un empresario en su vivienda de Jumilla (Murcia), uno de los ladrones resultó herido en un costado como consecuencia de un disparo realizado por otro de los componentes de la banda, en circunstancias que no han sido precisadas.

Los delincuentes trasladaron al herido al Centro de Salud de Jumilla y lo abandonaron en la puerta para que fuera asistido, aunque posteriormente falleció como consecuencia de la gravedad de las heridas que presentaba.

Fuentes policiales han explicado que todos los arrestados tienen antecedentes anteriores y han sido puestos a disposición de los juzgados de instrucción de Torrevieja, Orihuela y Murcia por su presunta implicación en, al menos, doce robos realizados en la Vega Baja y la Región de Murcia.

En cinco registros domiciliarios, los agentes han recuperado numerosas joyas, relojes, cámaras de fotos, teléfonos móviles, equipos informáticos y electrónicos, y bolsas con diferentes herramientas, entre otros efectos.

Las investigaciones continúan abiertas y no se descartan nuevas detenciones.

Los arrestados, de entre 23 y 53 años, accedían a las viviendas de madrugada provistos de armas y, tras intimidar a sus moradores, se apoderaban principalmente de joyas y pequeños electrónicos.

La banda seleccionaba los objetivos, estudiaba los hábitos y situación económica de sus víctimas con la finalidad de preparar los "golpes" y se desplazaba en vehículos sustraídos con anterioridad para llevarlos a cabo.

Además, los ladrones valoraban el número de integrantes del grupo que debía participar en los robos y los medios materiales que precisaban (escopetas, pistolas o armas blancas).

La Brigada Provincial de la Policía Judicial de Alicante inició hace tres meses las investigaciones, bajo la tutela del Juzgado de Instrucción número 5 de Torrevieja y la supervisión de la Fiscalía contra el Crimen Organizado.

El pasado mes de abril, una de las víctimas de este grupo relató a los agentes que, cuando circulaba con su vehículo en compañía de su pareja, observó a una persona tendida en el suelo en mitad de la carretera.

En su denuncia indicaba que ambos se apearon del coche para prestarle auxilio y, de repente, aparecieron otros dos individuos armados con cuchillos.

Mediante amenazas, les introdujeron en el asiento trasero y les llevaron a un descampado cercano donde los dejaron maniatados y les sustrajeron el vehículo y una tarjeta bancaria con su número PIN.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook