18 de junio de 2010
18.06.2010
TORREVIEJA

Un cabreo vecinal de narices

Residentes en "San Luis" pegan carteles para recordar al alcalde su promesa de cerrar la sede de una empresa de desatascos en la urbanización

18.06.2010 | 02:00
Aspecto de la protesta que los vecinos iban a llevar ayer hasta el Ayuntamiento.

Un grupo de vecinos de la urbanización San Luis de Torrevieja denunció ayer con la colocación de carteles junto al Ayuntamiento los problemas de olores y ruidos que genera una actividad industrial dedicada a los desatascos, supuestamente molesta, ubicada en plena urbanización, entre chalés residenciales con jardín. Extremos que la empresa aludida negó rotundamente ayer.
Los vecinos suman un cabreo de "narices" por partida doble. John Lincoln, representante de los residentes lamentó ayer que el alcalde de Torrevieja, Pedro Hernández, les "haya mentido" y haya incumplido la promesa que les hizo en 2006 de que iba a cerrar la actividad en la urbanización "porque es una actividad industrial y no cuenta con permisos".

Acusaciones
Los afectados aseguran que la mercantil usa la finca, ubicada en la calle Torijo con Avenida de Abanto, no sólo para lavar el interior de la cuba también para evacuar los residuos provocando, mantienen, olores y ruidos las 24 horas del día, los 7 días de la semana y un reguero de porquería en la calzada, siempre según la versión vecinal. Entre los residentes afectados, abundan los británicos, pero también los españoles, suecos o irlandeses. Y en los carteles que distribuyeron ayer por el centro de Torrevieja el protagonista indiscutible es el alcalde. Aparece una imagen de uno de los camiones cuba de la empresa con una foto del primer edil en pose oficial en primer término de la que surge un bocadillo con la leyenda: "Es una empresa ilegal, sin permisos, sin licencia". Fue la declaración que realizó el primer edil cuando visitó la zona hace 4 años, según los vecinos. Hizo esa manifestación en la típica macrourbanización con un mar de chalés blancos y jardín.

Vivienda familiar
Uno de los responsables de la empresa aludida, José Luis López, explicó ayer que el recinto al que aluden los vecinos es su vivienda que es utilizada como aparcamiento de un camión. Para la misma fuente no se requiere licencia de actividad porque es un garaje. López negó rotundamente que se esté empleando el solar para verter el contenido de las cubas, en un lugar donde reside su mujer y su hijo de ocho meses. Subrayó que cuenta con todas las autorizaciones de la Entidad de Saneamiento de la Generalitat para desaguar el contenido de las cubas en depuradoras "algo que por otra parte es gratuito por lo que sería una tontería realizarlo en su propia casa, además de insalubre también para mi familia". La empresa que gestiona el saneamiento en Torrevieja comprobó si el alcantarillado recibía lodos y no halló nada anómalo. Y el Ayuntamiento tan sólo le ha trasladado quejas por escrito presentadas por los vecinos sin pedir más autorizaciones. También realizó, aseguró, un estudio con una empresa independiente para demostrar que el ruido de los camiones no supera los límites legales, aunque admitió que trabaja las 24 horas y el vehículo se pone en marcha a cualquier hora.
En la web de la mercantil, que tiene servicios en otras poblaciones, aparece la dirección de la urbanización San Luis como sede. El aspecto externo del recinto, de poco más de 400 metros cuadrados, combina el aspecto un chalé con el de un garaje más grande de lo habitual dotado de medidas de seguridad y la fachada pintada con el color que identifica la empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook