15 de junio de 2010
15.06.2010

Costas abre una puerta a escuchar a Guardamar y modificar su deslinde

Albentosa se reúne con técnicos en la Dirección General para hacer ver que la petición es excesiva

15.06.2010 | 02:00
Una reciente reunión de Albentosa con vecinos afectados.

La alcaldesa de Guardamar del Segura, Marylènne Albentosa, volvió ayer de Madrid tras entrevistarse con los responsables de la Dirección General y de Costas y lo hizo con un mensaje de optimismo: Hay una alternativa al deslinde. No será fácil, pero los técnicos responsables de llevarlo a cabo no se cierran a escuchar ni las alegaciones que presentará el Ayuntamiento de Guardamar del Segura -que elaborará la Universidad de Alicante- ni tampoco la de los cientos de vecinos que se verán afectados por el linde. Ahora bien, hay que convencerlos.
Albentosa aseguró al periódico que la clave está en que Costas entienda dos aspectos fundamentales de Guardamar del Segura. Uno es que no se puede tratar todas las dunas del término municipal por igual; y el segundo, que "Guardamar ya ejerce una protección específica de las dunas porque forman parte de nuestras gentes y de nuestra forma de entender el medio ambiente", explicó la regidora, quien acudió a Madrid con el ex conseller Antonio Escarré, con técnicos municipales y concejales en el Ayuntamiento. Los dos argumentos formarán, sin duda, parte de las alegaciones que el Ayuntamiento presentará.

Dos zonas
Como ya publicó el periódico, Guardamar quiere hacer valer los estudios de la Universidad de Alicante que distinguen entre las dos zonas dunares. Una de ellas, la litoral y otra, la repoblada con pinos y que se encuentra más próxima a los núcleos urbanos, lo que ha motivado que Costas los haya incluido dentro de la zona de afección del deslinde.
Albentosa, viendo lo sensible que se encuentra en estos momentos la Dirección General de Costas con este asunto -Alicante es la provincia donde el deslinde está más atrasado de todo el territorio nacional- no quiso entrar a valorar por qué el Ministerio de Medio Ambiente no habló antes de pintar la línea con el Ayuntamiento sobre este asunto.
Ahora bien, para la regidora "no tiene sentido que si en el deslinde de 1992 la zona afectada era de doscientos metros ahora la nueva sea de un kilómetro. Marylènne Albentosa tiene seguro que no va a permitir el equipo de gobierno del PSOE -ni tampoco la oposición del PP que también se ha posicionado en contra del deslinde- la actual alternativa que se ha dado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook