14 de junio de 2010
14.06.2010
Rojales

Analizan la contaminación del río al hallar diez patos muertos

"Aquagest" recoge muestras tras la presa y en la depuradora para que Conselleria esclarezca si las condiciones del Segura provocaron las muertes de ayer

14.06.2010 | 02:00
Agentes de la Policía y un empleado de "Aquagest" toman muestras cerca de uno de los patos muertos.

Los vecinos fueron los primeros en advertir que algo raro pasaba ayer por la mañana en el río cuando comenzaron a aparecer patos salvajes muertos. Algunos lo pusieron en conocimiento de la Policía Local a primera hora, pero nadie pudo impedir que más ejemplares siguieran falleciendo a lo largo del día en el tramo del Segura que discurre por Rojales, después de la presa.
Hasta una decena de ellos quedaron flotando en el agua o varados en los márgenes del río, mientras el personal de "Aquagest" tomaba muestras del agua. Muestras que se enviarán a Valencia para que sean analizadas y la Conselleria de Medio Ambiente establezca si hay algún tipo de contaminación en el río que pueda explicar el porqué de las muertes de los patos, todas en un breve espacio de tiempo y en la misma zona. La otra opción que se baraja es que las aves se hayan visto afectadas por alguna enfermedad que se haya extendido muy rápidamente, aunque lo cierto es que la opción que toma más fuerza es la posibilidad de que haya habido algún tipo de vertido a las aguas. De hecho, también se encontraron muertos un mirlo en la depuradora y algún gorrión junto al río. Este diario trató ayer sin éxito de contactar con el alcalde de Rojales, Antonio Martínez, aunque sí pudo confirmar que el Ayuntamiento estaba ya alarmado por la "sospechosa" aparición de una manta de algas hace aproximadamente un mes y medio. Como publicó este diario, las algas se debían a los nitratos y fosfatos que se usan en agricultura y que volvieron al río por los retornos de riego aumentando los nutrientes de las aguas.
Fuentes municipales aseguraron ayer que el Ayuntamiento tiene previsto examinar a algunos de los patos vivos para conocer más sobre la muerte de los demás ejemplares, o incluso para considerar la opción de una enfermedad. De todas maneras, confirmaron que la sospecha que toma más cuerpo es que se trate de un vertido desde la zona alta de Rojales, en la presa, aunque este extremo no está confirmado.

CHS
Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) inicia hoy mismo una toma de muestras del agua para ver si hay relación con la mortandad de las aves, aunque en principio considera que las muertes no tienen nada que ver con la calidad del agua, ya que de lo contrario habrían fallecido también peces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook