11 de junio de 2010
11.06.2010

Los promotores creen que ya podrán construir viviendas nuevas para 2011

Procosta asegura que las buenas cifras de ventas de casas en el primer trimestre del año, casi siete mil entre Torrevieja y Orihuela, animarán a las empresas a plantear proyectos "aunque mucho menos ambiciosos que en el pasado" y a crear empleo

11.06.2010 | 02:00
La construcción ligada al turismo residencial es el motor económico de la comarca de la Vega Baja.

La patronal de la construcción y promoción inmobiliaria de la Vega Baja (Procosta) tiene la esperanza de que a principios de 2011 algunas empresas del sector en el Bajo Segura comiencen a plantear la ejecución de nuevas viviendas turístico residenciales. Así lo manifestó a este diario Antonio Navarro al analizar los datos positivos sobre la coyuntura del sector que ubican a Torrevieja y Orihuela a la cabeza de las ventas de viviendas en España en el primer trimestre del año, al margen de las capitales de provincia, según un estudio del Ministerio de Vivienda.
Navarro indicó que los datos que llegan de los asociados de Procosta subrayan que las empresas podrían comenzar nuevas promociones después de un parón total que se prolonga dos años. Según las mismas fuentes desde finales de 2009 y hasta ahora las operaciones que se están cerrando se centran en los casas nuevas -pisos y segundas residencias- que no encontraron mercado una vez finalizadas tras el "boom" inmobiliario. Algunas de estas propiedades llevaban terminadas más de dos años. También están descargando su "stock" de viviendas los bancos y cajas que se han quedado con las promociones de empresas y las propiedades de particulares que no pudieron pagarlas, también prácticamente por estrenar.

Demasiada oferta
Como avanzaba ayer este diario, esas transacciones no generan beneficios a las empresas, ni tampoco empleo, pero sí les permite liberarse de parte del lastre que mantienen con las entidades financieras. "Tenemos indicios positivos. Pero las promociones que se vayan a poner en marcha tendrán que ser mucho menos ambiciosas que en el pasado", indicó el presidente de este colectivo. Algo que podría producirse si las entidades financieras apuestan de nuevo por el sector, teniendo en cuenta además de que el principal aliciente para los compradores es la rebaja de precios que se ha acelerado en los últimos meses hasta el 40% por debajo de los que ofrecía el mercado hace sólo dos años. Una dificultad añadida a la reactivación es que el mercado inmobiliario sigue saturado con una monumental oferta. Sólo Torrevieja tiene registradas 156.000 fincas urbanas, las mismas que la ciudad de Elche, con la mitad de población. Mientras que Orihuela suma casi cien mil. En ambas ciudades con una mayoría vivendas turísticas con un porcentaje sin ocupar muy elevado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook