06 de junio de 2010
06.06.2010

Un coloso para el deporte en Torrevieja

06.06.2010 | 02:00
Decenas de vecinos visitaron ayer las instalaciones.

Puertas abiertas. La Ciudad Deportiva de Torrevieja, la más grande de la Comunidad, abrió ayer sus puertas a una semana de visitas guiadas por las amplias instalaciones. Se posiciona como el centro deportivo de la Vega Baja, también para grandes competiciones, y ya se proyecta cómo sumar nuevos deportes.

Torrevieja estrenó ayer su Ciudad Deportiva, un coloso que no sólo es el mayor centro para el deporte multidisciplinar en la Vega Baja, sino que se coloca en primer lugar en la Comunidad Valenciana. Así lo aseguró ayer orgulloso el alcalde, Pedro Hernández Mateo, quien inauguró una semana de puertas abiertas que contará, hasta el sábado que viene, con visitas guiadas para que nadie se pierda en las instalaciones. El primer edil explicó a decenas de visitantes que las obras se han llevado a cabo con fondos del Ayuntamiento, del Gobierno central y de la Generalitat Valenciana, y anunció que "en el Plan Director de Deportes nos falta el "palacio del hielo", para hockey, y la residencia de deportistas, además de un pabellón polivalente para taichi, yoga o gimnasia rítimica".
Ahora se abre un periodo de actos institucionales en torno al recinto -"porque cada una de las prácticas deportivas es digna de una inauguración exclusiva"- que comenzarán el día 12 con la apertura oficial de las pistas de tenis, el 18 con la de rugby, el 23 con los campos de fútbol, el 24 con la zona de pádel y el 3 de julio con el "squash" y el gimnasio. De momento, el primer edil ya invitó a la Vega Baja a hacer uso de las instalaciones y las puso "al servicio de la comarca, porque superan nuestras fronteras y tendremos muchas oportunidades de compartir grandes eventos deportivos".
Por otro lado, el PSOE salió ayer al paso para criticar que la presentación de las instalaciones se anunciara con sólo un día de antelación "para evitar la presencia de Ricardo Peralta, delegado del Gobierno". El portavoz, Ángel Sáez, subrayó que la obra fue posible gracias al Plan E y que "una nueva torpeza puede, según técnicos del arbitraje deportivo, hacer que el campo de rugby no sea homologado para competiciones oficiales de alto nivel, una instalación que ha costado más de dos millones de euros".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído