03 de junio de 2010
03.06.2010

Ayuntamientos de la Vega restarán de la nómina a sus funcionarios 12 millones

Ediles de Hacienda de la comarca recuerdan que el dinero irá a parar a amortización de préstamos

03.06.2010 | 02:00
Empleados municipales, en una imagen de archivo.

Los ayuntamientos de la Vega Baja se ahorrarán en los próximos 18 meses alrededor de 12 millones de euros con la última medida del plan de ahorro del Gobierno, un real decreto que obliga a recortar el sueldo a los funcionarios una media de un 6-8%, según las primeras estimaciones que han realizado para este diario algunos de los ediles de Hacienda de municipios como Torrevieja, Almoradí y Orihuela. El dinero sale, lógicamente, del bolsillo de los funcionarios, pero también de los políticos porque algunos de estos municipios están llevando a cabo políticas de austeridad desde principios de 2010 o bien van a comenzar este mes.
Durante estos días, los ayuntamientos han mantenido reuniones con las juntas de personal para analizar esta situación porque la medida no ha gustado a nadie y porque el Gobierno también dice a qué se tiene que dedicar el ahorro: a amortización deuda, una propuesta que nadie entiende cuando hace sólo un año se permitió aumentar en un 10% el endeudamiento a los municipios.
El que más ahorra, lógicamente, es el más grande: Torrevieja. El concejal de Hacienda, Joaquín Albaladejo, aseguró ayer que la cifra rondará el millón y medio de euros los próximos seis meses, "pero cuadrar cuentas es imposible porque de un tiempo a esta parte el Estado sólo hace que recortarnos ingresos y este dinero no se puede destinar a tapar huecos", afirma. Albaladejo manifestó que ese millón y medio que se ahorran del Capítulo I (gastos de personal) es menos cantidad que lo que se ha recortado de los fondos que perciben del Gobierno. "Nos quitan ingresos y los gastos son los mismos porque el dinero que pierden los funcionarios nosotros tenemos que dedicarlo a otras tareas".

Orihuela
Orihuela aún no ha presentado los presupuestos de este año, según ha reiterado su edil Antonio Lidón porque los sucesivos cambios y reformas del Gobierno han ido obligando al Ayuntamiento a continuos ajustes. Y no sólo eso, Orihuela está en un año de gastos extraordinarios con ocasión de la celebración del Centenario de Miguel Hernández, una efeméride que, al día de hoy, continúa sin saberse qué ayudas va a recibir del Gobierno a través de exenciones fiscales. Lidón recordaba cómo los ayuntamientos llevan años sufriendo recortes, lo que no ayuda ni de lejos a cuadrar las cuentas, "entre 2007 y este año hemos perdido cinco millones de euros de ingresos de compensación procedentes del Gobierno central. El recorte a los funcionarios tiene un coste altísimo sin que a los ayuntamientos nos sirva de nada, sólo para amortizar préstamos, pero no da soluciones a los problemas". Lidón aseguró que su municipio se va a ahorrar medio millón de euros anuales por estos recortes que, en su caso, afectan también a los políticos y cargos de confianza que van a ver cómo bajan sus emolumentos un 10%, porcentaje que la oposición quiere elevar a un 15%.

Almoradí
Almoradí es un ayuntamiento curioso porque hace algunos meses aprobó, sin que nadie se lo pidiera, un recorte de sueldos de sus concejales para hacer frente a la falta de ingresos. Además de algún asesor y trabajador contratado, la "ciudad del Mueble" lleva varios meses apretándose el cinturón en una medida que ahora llega también a los funcionarios y "que nos va a suponer en el segundo semestre del año unos cien mil euros que dejarán de percibirse con el recorte", asegura la concejala de Hacienda, María Gómez. La edil recuerda que la cifra no es ni la mitad de lo que perderá este año el Ayuntamiento en ingresos procedentes del Estado para ayudar a su financiación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook