02 de junio de 2010
02.06.2010
40 Años
INFRAESTRUCTURAS

La conexión de la Ronda de Orihuela con la A-7 podría estar en servicio en un mes

Las obras mejorarán la accesibilidad y seguridad vial además de acortar los tiempos de recorrido

02.06.2010 | 22:40

informacion.es

Las obras de conexión de la Ronda de Orihuela con la A-7 "están muy avanzadas" y se espera que esta infraestructura se pueda poner en servicio en un mes aproximadamente.

Así se ha expuesto hoy durante la visita que han realizado el director general de Obras Públicas, Ismael Ferrer, y la alcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente, a los trabajos de esa actuación.

Esas obras mejorarán la accesibilidad y seguridad vial de Orihuela y su entorno con la A-7, además de acortar los tiempos de recorrido, lo que permitirá aumentar la calidad de vida de los oriolanos.

Lorente ha resaltado que la actuación es "muy beneficiosa" porque Orihuela constituye "la puerta de entrada por el sur a la Comunitat Valenciana" y, por consiguiente, "necesita de infraestructuras como ésta para dar el mejor de los servicios con garantías de seguridad a todos los vehículos".

La alcaldesa de Orihuela y el director general de Obras Públicas han asistido también al inicio de las obras para la rehabilitación del firme de las veredas de Monte-Ruiz y Brunete, en las proximidades de la pedanía de Molins.

Esa actuación, cuyo plazo de ejecución se ha fijado en dos meses, cuenta con un presupuesto aproximado de 190.000 euros, a cargo del Plan Confianza del Consell, y mejorará los ejes de comunicación que utilizan muchos vecinos de las pedanías de Molins y la Campaneta.

La alcaldesa de Orihuela ha explicado que, para la rehabilitación del firme de esas vías, se procederá a la "demolición de las zonas deterioradas del firme existente", tras lo que se extenderá una capa regular.

Además, se mejorarán los espacios destinados a uso peatonal y rodado de la zona, y se colocará la señalización horizontal y vertical en ambas vías, ha explicado.

Lorente ha coincidido con el director general en destacar que esas obras son "prioritarias" para la zona porque unen la pedanía de Molins con el municipio de Bigastro y con la población de La Campaneta.

A su vez, el director general de Obras Públicas ha asegurado que el Plan Confianza llegará a todos los rincones de la Comunitat y ha señalado que, ejemplo de ello, es el inicio de las obras de rehabilitación de firme de las veredas Monte-Ruiz y Brunete en la localidad de Orihuela.

Ferrer ha subrayado que el Plan Confianza es el "fiel reflejo" de la apuesta del Consell por potenciar la creación de empleo en el sector de la obra pública, una actividad que puede absorber parte de los puestos de trabajo que se han venido destruyendo debido a la crisis económica.

El Plan Confianza invertirá 17 millones de euros en el municipio alicantino de Orihuela, de los que 2,3 millones de euros corresponden a siete actuaciones de la Conselleria de Infraestructuras y Transporte.

Todas ellas se encuentran en "un estado administrativo muy avanzado" y se espera que estén acabadas en el primer trimestre de 2011, según fuentes de la Generalitat.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook