28 de mayo de 2010
28.05.2010
Guardamar del Segura

Costas "blinda" más de 650 hectáreas de dunas y pinares con el deslinde

La mayoría del suelo afectado pertenece a la Generalitat que verá relegada su gestión

28.05.2010 | 02:00
Una imagen de las regeneración de las dunas de Guardamar tomada ayer, la zona se incluirán dentro del deslinde del Ministerio de Medio Ambiente.

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) ha delimitado provisionalmente para su protección más de 650 hectáreas de dunas y pinares, situadas en su mayor parte en el término municipal de Guardamar y, en menor medida, en San Fulgencio. El MARM, a través de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, ha autorizado al Servicio Provincial de Costas en Alicante a llevar a cabo de oficio este deslinde del dominio público marítimo-terrestre y su zona de servidumbre en el tramo comprendido entre el límite del término municipal de Elche y el canal de la Laguna de la Mata, en los términos municipales de Guardamar del Segura y San Fulgencio, a excepción de la desembocadura del río Segura, según publicó ayer el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).
La decisión que adopta el Estado supone la suspensión del otorgamiento de concesiones y autorizaciones en el dominio público en aplicación de la Ley de Costas, en una decisión que afecta desde el momento que sea firma a cualquier propietario en la zona y con el objetivo de salvaguardarla. El documento da un plazo de un mes para que cualquier interesado pueda comparecer en el expediente, examinar los planos de delimitación y formular las alegaciones oportunas, según explica la nueva jefa del Servicio Provincial de Costas, María Auxiliadora Jordá.

"Lo público y lo privado"
Además, los días 7 y 8 de julio tendrá lugar sobre los terrenos incluidos en el deslinde el trámite de delimitación física del dominio. Los propietarios -tanto particulares como administraciones- han sido citados a ese acto administrativo. Desde el Gabinete de prensa del MARM se explicó ayer que el expediente de deslinde, en aplicación de la Ley de Costas, tiene la intención de "delimitar lo público y lo privado" y que en estos momentos se está en el trámite previo, teniendo en cuenta las alegaciones que se puedan presentar.
Si finalmente algún afectado no está de acuerdo con el documento queda la vía de los tribunales. "Se trata de tutelar el dominio público para que nadie lo toque. Una figura que da más protección a un determinado lugar, más incluso que a los parques nacionales", se indica desde el MARM. Desde el MARM se explicó que la delimitación no afecta a la propiedad del suelo pero sí a sus usos. No se va a derribar viviendas ni núcleos urbanos asentados, pero sí se va a actuar para naturalizar todo lo posible el dominio marítimo-terrestre, mejorando y reparando el litoral. Con esta medida, la Generalitat, propietaria de la mayor parte de los terrenos, ve relegada su gestión sobre este suelo.

Recuperación
Reseñar que en estos momentos el MARM está ejecutando los trabajos de recuperación del ecosistema dunar entre Guardamar del Segura y Elche, que comprende un tramo de litoral de 7 kilómetros con un presupuesto de de 2.145.978 euros, al que se une otro ya ejecutado, entre 2004 y 2005, desde el muelle de La Mata a la playa del Moncayo, en Guardamar, y donde el Gobierno invirtió 2 millones de euros. Esta inversiones contrastan con la del Consell que prácticamente han sido nulas, según viene denunciando desde hace años la alcaldesa de Guardamar, Maryléne Albentosa.

Reacciones
Albentosa ve errores corregibles y pedirá un informe técnico con alternativas
La alcaldesa de Guardamar del Segura del PSOE, Marylène Albentosa, dijo ayer que «se opone rotundamente» al deslinde planteado por Costas, que en algunos puntos alcanza una longitud, tierra adentro, de 1,5 kilómetros. Con todo, la alcaldesa califica como positivos algunos aspectos de la propuesta que «permitirán al Estado invertir en la conservación y regeneración de las dunas y pinares abandonadas por la Generalitat durante años. De momento es la ventaja que vemos más importante de la propuesta porque afectará positivamente a un espacio natural y de alto valor muy degradado y donde la Conselleria de Medio Ambiente no ha realizado inversiones medioambientales durante décadas».
A pesar de ello, la primer edil dice que discrepa abiertamente de la delimitación propuesta al ser «muy discutible técnicamente hablando en una primera impresión». Por este motivo, el Ayuntamiento de Guardamar encargará un informe técnico que deberá proponer una alternativa a la delimitación propuesta y que «se ajuste a la realidad», dado que estudios científicos publicados recientemente avalan que la zona marítimo-terrestre se encontraría a varios centenares de metros del casco urbano de Guardamar.
Además la propuesta realizada por Costas, señala la primer edil, no coincide ni respeta la clasificación del suelo aprobada anteriormente a la Ley de Costas del año 1988, lo que «debe ser debido a errores que podrán corregirse».
Se trata de una primera exposición pública por lo que la alcaldesa se muestra esperanzada en que se puedan corregir los errores «que hoy entendemos que existen». A partir del 1 de junio, informo Marylène Albentosa, durante todo el mes se pondrá a disposición de ciudadanos y colectivos la información pertinente y se recogerán las opiniones de colectivos, y particulares para proceder a efectuar las alegaciones oportunas «en beneficio de nuestro municipio».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook