05 de noviembre de 2009
05.11.2009
TORREVIEJA

El Hospital impulsa un plan para la relajación de sus pacientes

El proyecto pretende reducir el estrés antes y después de las intervenciones

05.11.2009 | 01:00

La Unidad de Cirugía sin Ingreso del Hospital de Torrevieja ha puesto en marcha un novedoso programa de Relajación Muscular Progresiva Guiada para aquellos pacientes intervenidos por Cirugía Mayor Ambulatoria, procurándoles herramientas para el autocontrol en el período pre y post operatorio, que minimiza la situación de estrés producida por la espera o el desconocimiento del entorno sanitario, agilizando el alta y beneficiando al confort psíquico del paciente. Parte del programa se realiza a través de una pequeña consola que se le hace llegar a estos pacientes.
En el Hospital de Torrevieja el 58% de las intervenciones quirúrgicas se realiza de modo ambulatorio. Por esta razón, la Unidad de Cirugía Sin Ingreso (UCSI) se ha convertido en un importante servicio compuesto por personal cualificado y dotado de moderna tecnología que, junto a novedosas técnicas quirúrgicas, mínimamente invasivas y anestesiológicas con reducidos efectos secundarios, permite a los pacientes salir de alta hospitalaria a las pocas horas de la intervención.
Debido a esta intensa actividad, la UCSI ofrece ahora a sus pacientes un novedoso Programa de Relajación Muscular Progresiva Guiada, especialmente diseñado "con técnicas de relajación prequirúrgicas, que ayudan al autocontrol del paciente en una situación de espera, adversa y desconocida para él, con lo que, además, se consigue evitar una alteración de las constantes vitales (tensión arterial) y favorece su estancia en el quirófano; mientras que el autocontrol post operatorio, agiliza el alta y actúa sobre el confort psíquico del paciente", explica la supervisora, Elisa Paños.
En 2008 cerca de 7.200 pacientes pasaron por la UCSI del Hospital, unas 29 intervenciones diarias y una estancia media en la unidad que ronda entre las dos y catorce horas. El modo en que los pacientes acceden a la relajación es a través de una PSP, pequeños aparatos de sonido y vídeo con auriculares, donde el paciente escuchará las instrucciones de una voz femenina que le "inducirá progresivamente" en un estado de relajación. El programa, dividido en 8 etapas, se inicia con el control de la respiración, la relajación los brazos, la cara y el cuello; espalda, hombros y abdomen; y así hasta completar la relajación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook