24 de mayo de 2011
24.05.2011

La UA reconoce la capacidad emprendedora en innovación

Ocho ideas y proyectos empresariales han sido galardonados en la I edición del Programa Impulso de la UA

24.05.2011 | 02:00
Los galardonados en la I edición del Programa Impulso de la Universidad de Alicante posan junto a las autoridades universitarias y del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Los Premios Impulso a las Mejores Ideas y Empresas de Base Tecnológica, que se entregaron el pasado viernes en el salón  de actos del edificio Germán Bernácer, reconocen de esta manera las iniciativas de emprendedores y sus proyectos empresariales de carácter científico y tecnológico desarrollados dentro del entorno académico y de investigación de la Universidad de Alicante.

Impulsar la creación y el desarrollo de empresas innovadoras es una de las prioridades de la Universidad de Alicante, con especial énfasis en las que desarrollan, explotan o basan su estrategia de negocio en tecnologías avanzadas surgidas a partir de sus grupos de investigación.

Ante un auditorio repleto, el pasado viernes 20 de mayo la Universidad de Alicante celebró en el salón de actos del Edificio Germán Bernácer el acto de entrega de los premios del "Programa Impulso: I Convocatoria de Premios a Ideas y Proyectos de Empresas de Base Tecnológica de la Universidad de Alicante", creados por la Fundación Parque Científico de Alicante-Comunidad Valenciana y la Universidad de Alicante, a través de su vicerrectorado de Investigación, Desarrollo e Innovación.

Los Premios Impulso nacen con el fin de galardonar a los grupos de investigación que destacan por su esfuerzo para estimular la capacidad de transformación de la investigación de la Universidad con iniciativas empresariales científico-tecnológicas.

La ceremonia comenzó a las 12 horas y estuvo presidida por el rector de la Universidad de Alicante, Ignacio Jiménez Raneda, y contó con la presencia de Carlos Martínez Riera, director General de Cooperación y Relaciones Institucionales del Ministerio de Ciencia e Innovación, que impartió la conferencia titulada "Desafío de la internacionalización de la investigación en España".

En su intervención, el titular de Cooperación y Relaciones Institucionales del Ministerio de Ciencia e Innovación consideró que "en buena medida, la trayectoria de los premiados demuestra que el suyo es un triunfo colectivo", y añadió que "la investigación es la principal arma para el desarrollo económico".

"España es la novena potencia mundial en producción científica", continuó Carlos Martínez, antes de asegurar que "ese stock de conocimiento puede revertir en la economía y la sociedad a corto plazo".

Martínez Riera concluyó su discurso avanzando que la nueva Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación "dará respuesta a las reclamaciones del mundo científico".

El acto fue clausurado por el rector de la Universidad de Alicante, Ignacio Jiménez Raneda, quien en su discurso declaró que "los premiados deben de servir de estímulo a otros grupos de investigación de la Universidad" y concluyó remarcando que la Universidad de Alicante "es una institución pública y nuestro deber es generar conocimiento para que revierta en la sociedad".

El Parque Científico de Alicante
Con poco más de 30 años, la Universidad de Alicante está considerada todavía una universidad joven. Sin embargo, ha destacado y ha sido pionera en muchos campos como en su planteamiento de creación de un Parque Científico que permitiera trasferir a la sociedad gran parte del conocimiento que se generaba desde el campus, a través de sus grupos de investigación.

Hoy el Parque Científico de Alicante es una realidad. En julio pasado se constituyó la Fundación Parque Científico Alicante-Comunidad Valenciana, que será el organismo que gestionará y velará para que el Parque cumpla los objetivos para los que ha sido creado. Bajo esta premisa y en este marco de actuación, se han creado los Premios Impulso con el objetivo de difundir e impulsar la cultura emprendedora entre el colectivo universitario, especialmente entre sus grupos de investigación, como mecanismo eficaz para transferir a la sociedad la investigación llevada a cabo en la Universidad de Alicante.

Ciencia, Tecnología e Innovación
Con la creación de los Premio Impulso, la Universidad muestra su consonancia con la Estrategia Estatal de Innovación que preconiza la recién aprobada Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Esta normativa aprobada hace apenas una semana por amplio consenso parlamentario, prevé una carrera científica estable predecible y basada en méritos, capaz de retener y atraer talento y que facilita la movilidad de los investigadores, promueve la innovación y la transferencia de conocimiento al sector empresarial.

Premios Impulso
El Programa Impulso consta de dos modalidades: Premios a los Mejores Proyectos de Empresa de Base Tecnológica, dirigidos a empresas constituidas con posterioridad al 1 de enero de 2010, y los Premios a las Mejores Ideas, enfocados a emprendedores con una idea basada en la ciencia o la tecnología.

El jurado compuesto por representantes de la UA, la Fundación General de la Universidad de Alicante, la Escuela de Organización Industrial (EOI) y Abogados y Agentes de la Propiedad Industrial (PADIMA), se encargó de seleccionar a los galardonados en base a criterios como la innovación y originalidad de los proyectos, su aplicabilidad, pragmatismo, la consecución efectiva de objetivos o el valor añadido que supone para las empresas, el mercado y la sociedad en su conjunto.

En esta ocasión se han premiado cuatro "Ideas" y cuatro "Proyectos Empresariales". A cada idea galardonada se le hizo entrega de un diploma acreditativo para cada uno de los componentes del grupo de investigación y 1.500 euros, mientras que cada proyecto recibió, además del diploma, 3.000 euros.

Mejores ideas

1. Tecnología catalítica para la protección del medio ambiente
Investigadores: Sonia Parres Esclapez y Agustín Bueno López
La idea de Tecnocatálisis es ofrecer un servicio de investigación y desarrollo de materiales para la purificación de corrientes de gases contaminantes en el sector automovilístico y en el sector industrial que contribuyen al efecto invernadero, empleando para ello tecnología catalítica. Adicionalmente ofrecerían servicios orientados a resolver problemas particulares de emisiones contaminantes que puedan necesitar los clientes.

2. Obtención y aplicación de microsílice porosa (msp) producida a partir de cáscara de arroz
Investigadores: Ignacio Aracil Sáez, Andrés Fullana Font, Agustín Lozano Morcillo, María Ángeles Pérez Maciá, Adriana Pineda Vázqueza y Blanca Calderón Roca.
Este proyecto propone un proceso óptimo para obtener microsílice porosa en grandes cantidades que permitan su aplicación real al sector de la construcción. La microsílice se obtendría a partir de la cáscara de arroz, revalorizando este residuo y obteniendo un producto final de mejor calidad. Este proyecto fue seleccionado en 2010 para el programa Uniemprendia de la RedOtri de Universidades.

3. Gestión medioambiental sostenible de costas. Eliminación y valorización de posidonia oceánica de deriva
Investigadores: Irene Sentana Gadea, Eloy Sentana Cremades, Ruth D. Serrano Puche y Yolanda Gutiérrez Diego.
Los depósitos de la posidonia oceánica en zonas turísticas de playa representan un problema económico, social y de higiene que las administraciones locales deben resolver. Dado que se trata de un recurso fácilmente disponible, abundante, renovable y cuya composición básica es lignocelulósica, la valorización energética debe ser considerada como una solución razonable. Se pretende, por tanto, su introducción final como materia prima en plantas de peletizado de biomasa o similares.

4. Na2Color
Investigadores: Francisco Miguel Martínez Verdú, Ester Perales Romero, Elisabet Chorro Calderón, Verónica Marchante Rodríguez, Bárbara Micó Vicent y Ernesto Román Baena Murillo.
La idea empresarial consiste en obtener un nuevo nanopigmento en el mercado de colorantes y pigmentos para diferentes aplicaciones industriales. Este nuevo pigmento ofrecería mejores características: mayor resistencia del color, un mayor control de la gama del color o mejores propiedades mecánicas, y ofrecería un mayor poder colorante así como un menor impacto ambiental. Estas características lo hacen muy atractivo para distintos sectores industriales como el textil o el cosmético. El proyecto fue seleccionado en la convocatoria 2010 de Uniemprendia, programa de la RedOTRI de Universidades que selecciona a los proyectos universitarios con un mayor potencial empresarial.

Mejores Proyectos de Empresa de Base Tecnológica

1. BioNostrum Pest Control
Investigadores: Belén Benlliure Ferrer, María Ángeles Marcos García, Eduardo Galante Patiño, Cristina Verdú Aparicio y Águeda Pose Pardiñas.
El proyecto tiene por objetivo fundamental implantar el control biológico de plagas y enfermedades como forma única de gestión de cultivos en el área mediterránea para alcanzar la mayor rentabilidad de los cultivos. El método de cría de un insecto depredador desarrollado por sus investigadores permite abordar la producción de insectos de calidad para el control biológico de plagas agrícolas y de jardinería urbana en el área mediterránea. La tecnología para hacerlo posible ha sido desarrollada en la Universidad de Alicante. Además, se investiga para aportar soluciones a nuevas plagas y para optimizar el control de las plagas presentes, asesorando y formando a los agricultores en el control biológico.

2. Recuperación de residuos de pasta de tinta de las industrias de impresión gráfica
Investigadores: Andrés Fullana Font e Ignacio Aracil Sáez.
La empresa OLAX 22 se constituye en marzo de 2010 y se dedica a la valorización de residuos de la industria flexográfica y de huecograbado. Surge de la estrecha relación entre el departamento de Ingeniería Química y una empresa del sector. El residuo generado en el proceso de lavado de las máquinas de impresión sobre films para envases se debe destruir, normalmente mediante incineración, lo que supone un coste. Esta empresa de base tecnológica propone una alternativa a este proceso reduciendo residuos y costes y produciendo un subproducto de valor añadido: barnices, disolventes y pigmentos. Han recibido el respaldo del programa Innocash, de la FECYT, y recientemente han sido elegidos como finalistas de los premios European Venture Contest celebrados en Reims (Francia), los pasados 29 y 30 de marzo.

3. BioFlyTech (Bioproducts derived from Fly mass rearing Technology)
Investigadores: Santos Rojo Velasco, Ana Isabel Martín Sánchez, Celeste Pérez Bañón, Paola Gobbi, Yeliza Velásquez, Pilar Hurtado Asencio, Tania Ivorra Cazorla, Elena García Gras, Berta Pastor Monllor y Esperanza Mancebo Gilabert.
El proyecto BioFlyTech propone la cría masiva y controlada de insectos para su comercialización y uso en la elaboración de piensos (acuicultura y ganadería), la alimentación de mascotas y otros usos específicos como cebo vivo de pesca. La materia prima fundamental para la cría de los insectos serían los residuos orgánicos, lo que se traduce en unos bajos costes de producción. Fueron elegidos por Genoma España para su programa Biocampus en 2010 y recientemente han obtenido el premio al mejor proyecto empresarial emprendedor y de innovación otorgado por el Rotary Club Alicante Puerto.

4. Glen Biotech S.L. Creando soluciones sostenibles para el futuro
Investigadores: Luis Vicente López Llorca, Berenice Güerri Agulló, Sonia Gómez Vidal, Hans Börje Jansson, José Gaspar Maciá Vicente, Leticia Asencio Berbegal y Javier Palma Guerrero.
La empresa Glen Biotech S.L. se constituyó en febrero de 2010 y se centra en el desarrollo de agentes de control biológico contra plagas agrícolas y ornamentales. Han lanzado su primer producto de control biológico, Phoemyc, desarrollado específicamente para la lucha contra el picudo rojo de las palmeras. Glen Biotech ha obtenido distintos galardones, entre los que destacan el premio Biocampus y la ayuda Cartera Tecnológica de la Fundación Genoma España en 2010.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook