10 de junio de 2020
10.06.2020
Información
Edgar Mozas y José Miguel Soria: Embajadores Digitales del CEU de Elche.

«Hoy en día es difícil concebir una acción educativa sin soporte tecnológico»

10.06.2020 | 00:58
Edgar Mozas, profesor de Magisterio. A la derecha, José Miguel Soria, profesor de Biología.

La Universidad CEU Cardenal Herrera lleva trabajando en su transformación digital en múltiples dimensiones desde hace años. Particularmente en la docencia. Por eso y desde la declaración del estado de alarma, los alumnos han podido acceder a todo tipo de recursos de trabajo en su campus virtual en cada asignatura, asistir a clases online en directo a través de la plataforma de la Universidad, realizar seminarios, tutorías virtuales, cuestionarios...

Esto les ha permitido seguir con su proceso de aprendizaje con la menor ralentización posible. Para la implantación eficiente de este sistema de formación en línea, la capacitación de los propios profesores es esencial.

Para ello el CEU cuenta con el importante papel realizado por los embajadores digitales, profesores expertos en educación digital y nuevas tecnologías que dan soporte a sus compañeros y al Personal de Administración y Servicios (PAS).

Entre estos expertos se encuentran Edgar Mozas y José Miguel Soria, quienes coinciden en señalar que «la competencia digital docente se nos exige ahora a los profesores y esto no es lo mismo que saber manejar las herramientas como ordenadores o tablets».

Además, Edgar Mozas añade que «las tecnologías bien usadas amplían la productividad, pero mal usadas son perniciosas y pueden llevarnos al fracaso si lo que se pretende es adaptar el modelo que hay de educación presencial al telemático». Entrevistamos a Edgar Mozas y José Miguel Soria.

  • ¿De qué hablamos: de educación telemática, educación online, educación virtual?

Este tipo de aprendizaje está basado en una tecnología e-learning, pero puede tener otros apellidos como mobile learning pero hay un concepto que va muy bien que es blended learning, lo que llamamos aprendizaje mixto e aprendizaje híbrido. Una parte presencial y una parte online muy adecuada en estos casos y en estas situaciones donde los alumnos viven lejos.

Todo apunta a que este tipo de educación va a tener que combinarse durante el próximo curso académico con la presencialidad, lo que se ha venido en denominar «modalidad semipresencial bimodal».

  • ¿Cómo va a afectar al conocimiento y a la formación del estudiante

Hoy en día es difícil concebir una acción educativa sin soporte tecnológico. Estamos casi destinados a los soportes digitales en la docencia desde hace años. El vernos abocados a esta inmersión digital mejora la conexión entre estudiantes que viven en lugares distantes, permitiendo trabajos en equipos donde adecuar sus horarios.

Sin embargo, la parte presencial se hace indispensable en la docencia práctica, aunque en estos momentos es difícil hacerla y es sustituida por herramientas digitales. No se trata de sustituir lo presencial por lo digital. No se trata de abusar de una docencia tecnocéntrica. Además, el seguimiento personal profesor alumno en tutorías y seguimiento semanal es algo de mucho valor en el CEU. Es encontrar un equilibrio que permita una docencia de calidad percibida tanto en el estudiante como en el profesor.

  • ¿Cómo puede afectar, tanto a profesores como a alumnos, que no haya interacción humana en clase o en las tutorías en despachos, así como en los pasillos, en la cafetería, entre ellos mismos?

La calidad y la interacción humana es algo de mucho valor en el CEU. No se trata de ser una universidad online. Es por esto por lo que se pretende buscar un equilibrio entre las ventajas que ofrece el soporte digital y el valor que ofrece la interacción y socialización que aporta la docencia práctica. El hecho de generar docencia a grupos reducidos puede que aumente la interacción entre alumnado y profesorado.

  • Pese a que tanto profesores como estudiantes han tenido que adaptarse a este tipo de docencia en tiempo récord, ¿creéis que realmente están preparados unos y otros? ¿Qué hace falta?

En este momento, la competencia digital docente se hace necesaria. El profesor debe no solo saber de contenidos de su área docente sino además pedagogía para enseñar a lo que ahora incluimos el conocimiento tecnológico.

La intersección entre estos tres conocimientos da como resultado conocimiento tecnológico y pedagógico del contenido, lo que equivaldría a lo que sería una competencia digital docente y que pueda generar práctica docente de calidad.

Los embajadores han supuesto en el CEU un gran soporte, porque han ayudado a adquirir e implementar esa competencia digital docente a la comunidad de profesores en la Universidad. Esto genera que el CEU ofrezca unas garantías en las competencias digitales docentes del profesorado para las nuevas familias que cursen sus estudios en la Universidad€

  • Expertos de diversas universidades sugieren que los profesores modifican la forma de impartir la docencia y la manera de evaluar. ¿Estáis de acuerdo?

En efecto. La forma de impartir la docencia ha cambiado pero destacando las ventajas, una de las más importantes a nuestro juicio es que este nuevo sistema de docencia híbrida permite un mejor seguimiento del proceso, lo que implica una mejor evaluación continua del alumnado. El hecho de mantener la docencia asíncrona permite que el alumno pueda visualizar o acceder a conocimientos de forma personalizada en el tiempo y de forma ubicua.

Además, las herramientas que permite la plataforma digital Blackboard posibilitan la evaluación continua mejorada, ya que las actividades o pruebas a realizar se evalúan de forma inmediata y quedan registradas para el alumno y el profesor. En cualquier caso, con el fin de tener pruebas objetivas de evaluación, el CEU cuenta con todas la garantías para una evaluación de calidad y rigurosa implementando la evaluación con un programa «Respondus lock down browser» que asegura la buena practica.

  • ¿Afecta por igual a todas las titulaciones esos nuevos futuros escenarios? En determinadas áreas de la Salud, por ejemplo, hay necesidad de las prácticas presenciales...

La casuística en cada titulación es diferente y en el CEU se atiende a cada área en particular. Hay titulaciones donde la presencialidad es necesaria por la carga práctica o la exigencia manipulativa. La existencia de grupos reducidos con presencialidad se hacen indispensables€. Sin embargo, en otras propuestas la carga práctica o manipulativa es menor y en estas propuestas la carga digital podría ser mayor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook