25 de marzo de 2020
25.03.2020
Información

Diseñan un respirador con piezas mecánicas que se puede fabricar rápido y barato sin necesidad de impresión 3D

El prototipo, diseñado por la fundación del catedrático de la UA Javier García, ya se ha probado en el 12 de Octubre y funciona

25.03.2020 | 12:11
Diseñan un respirador con piezas mecánicas que se puede fabricar rápido y barato sin necesidad de impresión 3D

The Open Ventilator es un nuevo respirador producible a escala que ha sido probado de forma satisfactoria "in vivo". Este ventilador médico podría empezar a fabricarse en serie en los próximos días a un precio muy reducido. "Su producción en masa podría salvar vidas, reduciendo drásticamente el número de personas que no pueden ser atendidas con los recursos disponibles", explican desde Celera, la fundación que creó el catedrático de Química Inorgánica de la Universidad de Alicante (UA), Javier García.

Ante la falta de material que están denunciando profesionales de la sanidad de distintos hospitales de España, la fundación ha querido dar una respuesta y diseñar este prototipo.

Este modelo de respirador ha sido desarrollado sobre dos características: seguridad para el paciente y disponibilidad de componentes. Así, la implicación voluntaria de un equipo de expertos del Hospital 12 de Octubre de Madrid ha permitido que el nuevo prototipo presente todas las funcionalidades imprescindibles para que su uso en pacientes sea viable y se maximice la ratio de supervivencia.

Javier Asensio, responsable del equipo médico, señala que "este dispositivo permite regular la presión y el volumen respiratorios, mantener una presión positiva al final de la espiración y controlar los parámetros básicos para una adecuada ventilación mecánica. Además, cuenta con las alarmas y sensores pertinentes para la correcta monitorización del paciente y del funcionamiento del sistema".

The Open Ventilator puede ser producido en serie con las herramientas que se encuentran habitualmente en cualquier taller mecánico, no se precisa ni siquiera de impresión 3D. No depender de piezas fabricadas mediante impresión 3D aumenta notablemente la velocidad de producción y la resistencia a la fatiga del dispositivo, explican desde Celera. Esta característica es indispensable para su uso clínico, dado que cada paciente podría requerir hasta un millón de ciclos de insuflado.

"La impresión 3D no puede garantizar ese nivel de resistencia. Todos los componentes empleados cuentan además con certificación europea. Y lo más importante es que se trata de un prototipo abierto, es decir, los planos y el software se comparten públicamente", destacan. El objetivo es "que este respirador esté al alcance de cualquiera que lo necesite o lo pueda producir".

Para ello es imprescindible que su uso sea aprobado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios. Con este fin, se ha realizado con éxito una prueba in vivo. Durante dos horas se testaron diferentes parámetros ventilatorios, obteniendo resultados óptimos. El siguiente paso es demostrar su eficacia en pacientes.

The Open Ventilator es una iniciativa de Celera, una red nacional de talento joven. El equipo es liderado por el ingeniero de materiales Javier González, quien en los últimos tres años ha recibido más de 18 premios por sus proyectos innovadores a nivel nacional e internacional. Junto a él, un grupo de ingenieros, médicos, informáticos y científicos ha unido fuerzas y conocimiento para, en tan solo siete días, terminar el diseño de un prototipo de ventilador completamente funcional.

Tras una primera inyección de capital por parte de Javier García (fundador de Celera), su desarrollo ha sido posible gracias a la iniciativa de la Universidad Rey Juan Carlos, que ha puesto a disposición del equipo todos sus recursos para que este proyecto pudiera salir adelante.

Celera es un programa que desde 2015 identifica cada año a diez jóvenes con talento para dotarles de las herramientas personales y profesionales que les permitan aprovechar al máximo su potencial. Desde Celera se busca canalizar las inquietudes de los miembros de este programa, propiciando un entorno en el que se generen espacios de apoyo y sinergias, así como acceso a oportunidades y personas relevantes. Celera fue creado por el científico español Javier García y la Fundación Rafael del Pino y cuenta con el apoyo de la Fundación Banco Sabadell y la Fundación Francisco Soria Melguizo.

"La trágica situación de emergencia sanitaria que estamos viviendo ha activado todos los recursos de esta red de profesionales, que de inmediato se han puesto a colaborar, de forma totalmente espontánea y altruista, en la creación de este nuevo respirador artificial", asegura García.

"La Universidad Rey Juan Carlos ha jugado un papel clave en el desarrollo de este producto, poniendo al alcance de nuestro equipo sus instalaciones, profesionales, recursos y apoyo financiero.Todo esto no habría sido posible sin el inestimable apoyo del personal médico del madrileño Hospital 12 de Octubre. Su implicación ha permitido que, a diferencia de otros dispositivos similares que están siendo desarrollados, este respirador aúne todas las funciones relevantes que garantizan la seguridad de su uso en pacientes", añade.

Para los interesados en su desarrollo, Celera ha creado una web theopenventilator.com. Para donaciones https://celera.typeform.com/to/nJlnIq.

Imágenes: drive.google.com/drive/folders/127OCcHJ_ctMyVKvtKOtrv1LmR6x2m74D -

Equipo: https://drive.google.com/file/d/1oz33f9FdF5tVFUnCvjAJQSM9oBC5WGEu/view?usp=sharing

Contacto press@theopenventilator.com +34 685 41 25 53

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook