17 de marzo de 2020
17.03.2020
CORONAVIRUS

La UA colabora en un proyecto para crear una mascarilla imprimible y reutilizable

Se están ajustando prototipos para fabricar también lentes y pantallas protectoras, válvulas de respiradores y otros elementos

17.03.2020 | 19:33

La asociación de diseño y fabricación social "[artefactos]", junto con el grupo DIDET de la Universidad de Alicante (UA), trabaja desde el pasado viernes en la búsqueda de una respuesta "rápida, segura y accesible" a la falta de material de protección en hospitales y centros sanitarios para combatir al Covid-19, en coordinación con médicos del Hospital General de Alicante y facultativos del 12 de Octubre de Madrid.

Según ha explicado en un comunicado Javier Esclapés, coordinador de [artefactos], su objetivo "prioritario" es conseguir filtros FFP2 o FFP3 "y desarrollar un prototipo de mascarilla o la adaptación de modelos ya existentes en el mercado, como la máscara de buceo de Decathlon, y compartir el diseño con otros hospitales o grupos de trabajo que puedan imprimirlas desde cualquier lugar y facilitar así el suministro nacional o internacional".

Además, ha incidido en que "en los próximos días" ya se podría contar ya con un prototipo "híbrido" para testar. Con todo, los principales problemas que se encuentran, además de la falta de materiales en stock, es "la imposibilidad de reutilizar los filtros existentes".

Y es que los protocolos sanitarios obligan a desechar estos filtros tras su uso "cuando ese material podría tener una mayor vida útil". "Dada la escasez, los sanitarios plantean la revisión de estos protocolos, siempre que haya evidencias de que los filtros están exentos de virus", han indicado en el comunicado.

Por eso, desde la asociación se hace un llamamiento a la industria textil y de componentes de este tipo de filtros, con los que sería necesario poder contactar para dar "más rápidamente" con la solución que permita paliar la falta de estas protecciones

Además de mascarillas reutilizables impresas en 3D, se están ajustando prototipos para fabricar también lentes y pantallas protectoras, válvulas de respiradores y otros elementos con el fin de atender a las necesidades sanitarias ante el aumento de casos clínicos.

A la respuesta del equipo de la propia asociación [artefactos] --integrado por ingenieros y diseñadores industriales, electrónicos, terapeutas ocupacionales, educadores sociales, entre otros--, se han ido sumando a lo largo de todo el fin de semana miembros de distintas entidades y profesionales sanitarios, cuya experiencia es "vital" para poder dar con la solución necesaria.

"Todos ellos han puesto a disposición del Ministerio de Sanidad su laboratorio de fabricación compuesto por seis impresoras 3D propias, diez impresoras 3D de la Asociación MakerALC, las impresoras de los institutos tecnólogicos y la cifra no deja de crecer, ya que cada minuto se van sumando nuevos colaboradores a esta iniciativa", han indicado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook