06 de octubre de 2019
06.10.2019

Entrevista Juan José Ruiz, Rector de la Universidad Miguel Hernández (UMH)

«Uno de nuestros objetivos es hacer de la UMH una universidad más sostenible»

Juan José Ruiz, se enfrenta a su primer curso como máxima autoridad académica de la Universidad Miguel Hernández y plantea nuevos retos para la institución

06.10.2019 | 04:15
Juan José Ruiz nos atiende en su despacho de la UMH.

Rector de la Universidad Miguel Hernández (UMH). Catedrático de Genética y adscrito al Departamento de Biología Aplicada, Juan José Ruiz fue director de la Escuela Politécnica Superior de Orihuela desde 2004 hasta 2015. Desde entonces, y hasta este año, ha desempeñado el cargo de vicerrector de Infraestructuras de la UMH.

Nuevo rector, nuevas ilusiones. Juan José Ruiz se enfrenta a su primer curso como máxima autoridad académica de la Universidad Miguel Hernández. Es el tercer rector de la institución en dos décadas y recoge el testigo de Jesús Pastor tras ocho años de mandato. Lo hace, eso sí, con muchos deseos y proyectos prometedores por delante.

¿Qué prioridades tiene el nuevo rector de la UMH en mente?

Nuestras principales prioridades se han intentado reflejar en los nuevos vicerrectorados. La UMH es buena en transferencia de investigación, en intercambio de conocimiento€ Pero aun queremos serlo más. Por eso, se ha dividido el Vicerrectorado de Investigación en dos, creándose uno específico de Transferencia e Intercambio de Conocimiento, no solo entendido como lo que generamos, sino también lo que queremos recibir por parte de empresas e instituciones.

Otra nueva incorporación es el Vicerrectorado de Inclusión, Sostenibilidad y Deportes.

A pesar de que era la opción continuista de Jesús Pastor, nos consta que ha habido una gran renovación del equipo.

Así es, la renovación del equipo rectoral ha sido, prácticamente, del 50%. Ha entrado gente joven con muchas ganas y con ideas nuevas. Esa mezcla de experiencia y frescura creo que va a ser muy positiva.

Sabemos que entre sus objetivos está convertir la UMH en una universidad «verde». ¿Cómo piensan lograrlo?

Hay muchísimos frentes en los que se puede actuar. Lo primero es crear una comisión interdisciplinar entre los distintos departamentos para que analicen los objetivos de desarrollo sostenible.

Estamos hablando, por ejemplo, de eficiencia energética. De hecho, nuestro vicerrector de infraestructuras es especialista en este campo y ha conseguido un ahorro de un 14% en los dos últimos años, por lo que debemos seguir en esta línea.

También contamos con la Oficina Ambiental, a la que queremos dar más peso, pues tiene grandes proyectos para una Universidad más verde.

Por otro lado, estamos haciendo un campus más verde, literalmente, ahora que están creciendo los árboles y se está terminando, frente al edificio Altabix, un parque central como zona de paseo.

Tampoco podemos olvidar el nuevo Plan de Movilidad, cuyo objetivo es reducir, al menos en un 30%, el número de vehículos en movimiento por los distintos campus.

¿Qué medidas concretas van a aplicar para seguir con este ahorro energético que comenta?

Queremos instalar centrales de autoconsumo fotovoltaico para obtener una energía limpia. Y, aunque parezca mentira, todavía no tenemos todas las luminarias de la universidad cambiadas a LED, lo que supondría un ahorro energético tremendo. El año pasado cambiamos casi 4.000 bombillas y este año queremos volver a repetir esa cifra.

Y sobre todo, control, mucho control. En algunos edificios se han instalado medidores para ver el consumo energético en tiempo real. Esto permite, por ejemplo, ver si se ha quedado encendida alguna luz o aire acondicionado. Es una inversión grande pero un proyecto muy bonito que contribuye, además de al ahorro, a la sostenibilidad del planeta.

Otro de sus proyectos más ambiciosos es el edificio La Valona.

El proyecto ya está hecho y pretende ser un escaparate de la universidad hacia la ciudad. Se trata de un edificio de seis plantas, bastante alto, cerca de la rotonda de la UNESCO. Desde lo más alto se podrá divisar toda la ciudad de Elche y su palmeral. De hecho, queremos poner en la última planta un restaurante con estas magníficas vistas. Sería algo novedoso, porque en Elche no hay nada igual.

Pero no es un edificio dedicado a la docencia, de hecho se llamará La Valona Ágora Cultural. Abajo habría zonas para invitar al ciudadano a entrar, favoreciendo la transferencia, con salas de exposiciones, muchas actividades culturales, sala de catas, una pequeña bodega, puede que algunas aulas€

El proyecto ya está aceptado, están iniciando el proceso de licitación y las obras, esperemos, comenzarán el año que viene.

¿Cuáles son las últimas novedades en el resto de campus?

En Altea hay en marcha un gran plan de urbanización de todo el campus que tiene que acabar a finales de año, además se ha aprobado el proyecto para el Centro de Investigación en Arte, un nuevo edificio multiusos y polivalente que se construirá próximamente.

En Sant Joan había grandes problemas de espacio y por eso se van a destinar 28 millones de euros para construir dos nuevos edificios, cuyos proyectos arquitectónicos ya están siendo redactados. Esperamos que con esto se solventen.

Se trata de un edificio de unos 800 metros cuadrados, Concepción Aleixandre, dedicado a aulas de docencia para diferentes grados, y la Nau de la Salut y Clínica Traslacional, que será más grande y se encargará de consolidar e impulsar la creación de empresas en coordinación con la universidad en materia de ciencia, desarrollo tecnológico e innovación.

A pesar de la terrible gota fría que ha sufrido Orihuela, por suerte, en el campus hemos podido evacuar el agua de la granja perfectamente. Además tenemos previsto remodelar el edificio de la sede del Parque Científico, AgroTech.

Y, aunque ya hemos hablado de Elche, cabe destacar la unión con el Ayuntamiento para convertir el Albergue Juvenil en una pequeña residencia universitaria de 60 plazas. Ya tenemos el presupuesto para remodelarlo,y es un primer paso para, en un futuro, construir más alojamiento para estudiantes.

Por último, cabe destacar que este curso académico vamos a estrenar unas nuevas becas para el transporte.

Un deseo para los próximos cuatro años de mandato.

Para los estudiantes, me gustaría conseguir que participen más en los órganos de representación: consejos de curso, claustros€ Eso nos puede ayudar mucho en la gobernanza y mejora de la universidad.

Para PAS y PDI, espero que se firme el convenio colectivo con la Conselleria, para unas mejores condiciones laborales.

Con respecto a la universidad, me gustaría aumentar el reconocimiento por parte de la ciudadanía y favorecer el intercambio de información y actividades. Podría ser a través de una agenda universitaria ágil al alcance de toda la sociedad.

Y, a nivel personal, mi mayor deseo es que al finalizar los cuatro años siga tan ilusionado como hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook