22 de mayo de 2019
22.05.2019

La relación entre cotizaciones bursátiles y dividendos explicado por Gonzalo Rubio

Rubio responde a una interesante cuestión: ¿Es excesivo el movimiento de las cotizaciones bursátiles respecto a los resultados y dividendos de las compañías?

22.05.2019 | 04:15
Gonzalo Rubio, catedrático de Economía y Finanzas del CEU-UCH.

El Palacio de la Bolsa de Madrid acoge esta tarde la conferencia del catedrático de Economía y Finanzas de la UCH-CEU, Gonzalo Rubio Irigoyen, en la que intentará ofrecer respuesta a una cuestión que interesa a muchos inversores: ¿Es excesivo el movimiento de las cotizaciones bursátiles respecto a los resultados y dividendos de las compañías?.

Para este experto, investigador principal de un Proyecto Prometeo, «las historias pueden contarse mal. Afortunadamente, también pueden contarse bien. Veamos un ejemplo de una historia muy mal contada. Imaginemos que miramos a un gráfico donde representamos el cociente entre los dividendos agregados de un mercado bursátil y el nivel del índice (un promedio ponderado de su capitalización bursátil). Lo que observaríamos es un comportamiento de dicho cociente muy variable en el tiempo. Sin embargo, sabemos que especialmente la variabilidad de los dividendos es pequeña. Por tanto, efectivamente existe poca evidencia de variabilidad en los dividendos que justifiquen la gran variabilidad contracíclica del cociente entre dividendos y precios ¿qué ocurre entonces?».

Rubio, consejero independiente y miembro del Comité de Auditoría del Grupo BME en España, asegura que la historia mal contada sugiere que los mercados no son eficientes y que los inversores no son racionales. Según este experto, es cierto que esta respuesta es tentadora porque toda esa variabilidad vendrá de los precios. A lo que lanza una pregunta: «Ya, pero ¿por qué varían tanto los precios si los dividendos o cash flows recibidos por los accionistas son tan estables? No parece existir una respuesta racional. Pero existe, claro que existe y lo único que debemos hacer es acudir a nuevos planteamientos que asocian a la economía real con la financiera y ser rigurosos en el tratamiento de los datos».

El profesor Rubio insiste: «¿No tenemos suficiente conocimiento, rigor analítico y contrastación bien fundamentada de los modelos de valoración de activos que nos conduzca a una historia mejor contada?».

Ante esta duda, Gonzalo Rubio, es taxativo: «Por supuesto que lo tenemos y existen respuestas. Siempre podemos pensar en una tasa de rendimiento como la suma del rendimiento esperado y el componente sorpresa. Este último se debe a las noticias sobre los dividendos, pero también a las noticias sobre la tasa de descuento. En las historias mal contadas, la tasa de descuento se supone constante y, por tanto, las fluctuaciones en precios se pueden deber exclusivamente a los cambios en los dividendos.

Sin embargo, dichas tasas de descuento no son constantes. Al revés, su fluctuación, como consecuencia de las revisiones en las expectativas sobre la misma, es el factor principal a la hora de explicar la volatilidad de los precios en los mercados bursátiles». Y concluye: «La volatilidad de los precios en Bolsa no es excesiva ni obedece a locuras irracionales, sólo debemos mirar en el sitio correcto para darnos cuenta de la directa relación entre la economía real y financiera».

Perfil de Gonzalo Rubio

El profesor Rubio es Catedrático de Economía y Finanzas de la Universidad CEU Cardenal Herrera, consejero independiente de BME Clearing y miembro del Consejo Asesor de la Escuela de Finanzas Aplicadas de Analistas Financieros Internacionales.

Obtuvo su licenciatura en la Universidad del País Vasco, es MBA por la Universidad de Columbia en Nueva York y Doctor por la Universidad de California en Berkeley. Entre sus muchas publicaciones destacan sus artículos en el Journal of Financial Economics, Journal of Financial and Quantitative Analysis and Review of Finance, que le han valido el reconocimiento de la Asociación Española de Finanzas (AEFIN) por generar conocimiento con impacto internacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook