11 de abril de 2019
11.04.2019

"El objetivo es tener 200 tratamientos nuevos para enfermedades raras en 2020"

El bioquímico del CSIC Vicente Rubio explica la "revolución" que vive la biomedicina, que abre la puerta a diseñar fármacos para cualquier tipo de patología

11.04.2019 | 21:21
Vicente Rubio, del Instituto de Biomedicina de Valencia

"Para enfermedades raras el objetivo es tener 200 tratamientos nuevos para el año 2020 y para el resto de enfermedades no se pueden cuantificar". El médico y profesor del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Biomedicina de Valencia Vicente Rubio ha explicado hoy la "revolución" que supone la comprensión de la biología en términos estructurales.

Rubio ha ofrecido esta tarde la conferencia "Ver es creer: la revolución estructural en Biología y Biomedicina" dentro del Aula de la Ciencia que se lleva a cabo en la Sede Universitaria.

Este investigador destaca que la nueva técnica de microscopía electrónica de alta resolución está permitiendo dar un salto cualitativo en el desarrollo de nuevos fármacos.

"El desarrollo es brutal, todas las compañías tienen líneas abiertas para el desarrollo de fármacos en todas las patologías, desde el cáncer hasta el Sida, basadas en la comprensión de la estructura de las macromoléculas", indica.

El desarrollo es tal que Rubio no tiene claro si "podremos pagarlo o iremos a una medicina de ricos y otra de pobres por los elevados costes".

"Entender la biología y por tanto la enfermedad en su base estructural es una revolución, como lo fue descubrir que la materia está compuesta por átomos", afirma este investigador.

Además, estos avances en biología han coincidido con avances químicos y sobre todo con el desarrollo de la robótica, lo que permite acelerar los procesos en la consecución de nuevos fármacos.

"Todos los procesos de la enfermedad están basados en alteraciones de macromoléculas, así que la microscopía electrónica de alta resolución es utilizable para cualquier tipo de patología", resume el científico.

El médico lleva a cabo sus investigaciones en el Instituto de Biomedicina de Valencia y realiza trabajos de colaboración con investigadoras de la Universidad de Alicante como la catedrática de Bioquímica y Biología Molecular María José Bonete y la catedrática de Fisiología, Genética y Microbiología Asunción Contreras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook