11 de enero de 2019
11.01.2019

La Universidad de Alicante es la sexta más transparente de España

Comparte ubicación con la Universitat de València y cumplen con el 72% de los indicadores

11.01.2019 | 14:06
La Universidad de Alicante es la sexta más transparente de España

La Universidad de Alicante (UA) es el sexto centro de enseñanza superior español más transparente y, junto a la Universitat de València (UV), el primero en la Comunidad Valenciana, según el Estudio sobre la Transparencia de las Universidades Españolas, publicado este mes de enero.

El centro cumple con el 71,97 % de los 132 indicadores propuestos, en una clasificación que analiza 74 universidades, tanto públicas como privadas. 

El estudio publicado por Dyntra, una plataforma colaborativa que trabaja en la medida y la gestión del gobierno abierto en organizaciones y para la sociedad civil, también pone de manifiesto que el centro ha mantenido su nivel de transparencia con respecto al curso anterior.

La clasificación la encabezan las universidades de Burgos, Valladolid, Murcia, Zaragoza y Cádiz.

Por segmentos, donde más abierta es la Universidad de Alicante es en comunicación pública (95% del total posible), seguida de transparencia institucional, con un 73% y de participación y colaboración ciudadana, que alcanza el 70%, mientras que en contratación de servicios se queda en un 60% y en transparencia económica y financiera llega al 33%.

De las 74 universidades analizadas, solo el 62 % aprueba la evaluación de transparencia y las públicas son las más abiertas, con un 86% de cumplimiento (43 de las 50 obtienen un porcentaje igual o superior al 50%) frente a las privadas, con un 13% de cumplimiento (solo 3 de las 24 evaluadas alcanzan el 50%).

Entre los indicadores del estudio de transparencia están la existencia de los currículos académicos y profesionales y remuneraciones de las personas que dirigen la institución, tanto el equipo rectoral como el secretariado general, gerencia y decanatos de las facultades.

Además, están la información económica y presupuestaria, así como la deuda existente o las relaciones y operaciones con proveedores y contratistas, las subvenciones y ayudas concedidas, el funcionamiento de una sede electrónica o indicadores sobre información y la atención y grado de compromiso con el estudiantado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook