28 de septiembre de 2018
28.09.2018

La noche más científica y divertida en la Universidad de Alicante

Centenares de niños y jóvenes con sus familias practican con robots en la Universidad de Alicante y descubren propiedades casi mágicas de los materiales

28.09.2018 | 20:09
La noche más científica y divertida en la Universidad de Alicante
La noche más científica y divertida en la Universidad de Alicante

Andrés introduce su manita en un bol en el que ante su inquisitiva mirada los investigadores de la Universidad de Alicante han mezclado agua y maicena.

«Está mojado», apunta el pequeño. «Es como una papilla». La sorpresa surge cuando le pide que arroje contra la mezcla una pequeña pelota dura. Andrés no se espera que con semejante impacto la bola rebote en lugar de salpicar y hundirse en la masa. Acaba de descubrir lo que es un fluido no newtoniano aquel que actúa como líquido o como sólido según cómo se actúe con él.

A base de puñetazos la misma masa se contrae.

Los ¡ah! y ¡oh! se sucedieron en las distintas y variadas actividades organizadas por investigadores de toda la Universidad de Alicante, implicados voluntariamente en la celebración de la "Noche Europea de la Investigación" que, por primera vez, han celebrado las cinco universidades de la Comunidad auspiciadas por el Consell.

Cubrirse por una pompa de jabón gigante, construida a base de agua y un producto lavavajillas, se convirtió en uno de los talleres de Física más reclamados, pero tampoco se quedó atrás la plastilina magnética, confeccionada a base de pegamento, bórax y magnetita u óxido de hierro.

El colorante alimenticio le da el toque de color deseado y al acercarle un imán, la plastilina se retuerce para perseguirlo hasta el punto de «devorarlo», como explica la química Mercedes Pastor.

Los robots y microscopios constituyen otro de los polos de atracción entre la variada diversidad de talleres organizados por los científicos de la UA, todos ellos envueltos en la magia y la diversión desde las cinco de la tarde.

El colofón de la excepcional jornada abierta a todo el público lo pusieron las huellas de fósiles que pudieron seguir por el campus, y el avistamiento del cielo estrellado, hasta la una de la madrugada, con el equipo de astrónomos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook